fbpx

Exteriores trabaja con las autoridades de Nepal para el regreso de los alpinistas españoles

Exteriores trabaja con las autoridades de Nepal para el regreso de los alpinistas españoles

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha asegurado este miércoles que su Ministerio está trabajando con las autoridades nepalíes para ayudar a regresar a España a los alpinistas atrapados en Katmandú, a quienes pide “paciencia”.

Por medio de un mensaje en su cuenta de Twitter, la ministra ha respondido así al llamamiento realizado por Sebastián Álvaro, aventurero y escritor director del programa "Al filo de lo Imposible" durante 27 años, y Juanito Oiarzabal, sexto alpinista de la historia en conquistar los 14 ochomiles de la tierra, que se encuentran en Katmandú, ciudad cerrada por la pandemia del coronavirus y piden "actuación inmediata" de las autoridades para "salir de Nepal lo antes posible".

En respuesta, la ministra ha publicado un mensaje dirigido a los “alpinistas, cooperantes y ciudadanos españoles” atrapados en la región por la prórroga de la suspensión de vuelos por la pandemia de coronavirus.

“Estamos trabajando con las autoridades nepalíes e indias para ayudaros a volver a casa”, reza el mensaje, que asegura que les mantendrá informados “puntualmente” por medio de la cuenta de Twitter del Ministerio.

“Ánimo, paciencia”, pide la ministra.

Ante el avance de la COVID-19, el Gobierno de Nepal decidió el pasado martes prorrogar la suspensión de vuelos internacionales, que decretó hace unos días, hasta el próximo 31 de mayo.

El país se encuentra en plena temporada de expediciones a los "ochomiles" y 'trekkings' de aficionados a la montaña por todo el país. Este año además, ha sido el que más permisos se han concedido para realizar expediciones al Everest.

Varias decenas de españoles se encuentran en territorio nepalí, sin posibilidad de regreso. Aparte de Álvaro y Oiarzábal, hay numerosas expediciones en distintas montañas de la zona, como las de Carlos Soria, Jonathan García y Stefi Troguet en el Dhaulaghiri o las realizadas por Álex Txikón o Kilian Jornet en el Everest.

Desde la capital nepalí, Sebastián Álvaro, aventurero madrileño, de 70 años, ha explicado a EFE la situación que se vive en estos momentos: "La ciudad está cerrada literalmente, ninguna tienda abierta, la policía está patrullando, es una ciudad fantasma. Al mismo tiempo, la situación de la pandemia es muy mala, y lo peor es que han prolongado el cierre hasta el 31 de mayo, lo cual significa que nos pueden tener secuestrados un mes en Katmandú".

Y ha pedido: "Por favor, que las autoridades empiecen a moverse porque, según parece, de momento no están muy vivas, están a verlas venir y queremos que se pongan en marcha para salir de aquí. Además las expediciones terminan en 5 días, bajarán todos del Everest y resto de las montañas y se va a convertir Katmandú en un caos aún peor".