La Policía intervino en 499 fiestas ilegales en Madrid durante el Puente de Mayo

La Policía intervino en 499 fiestas ilegales en Madrid durante el Puente de Mayo

Madrid, 4 abr.- La Policía Municipal de Madrid intervino durante el Puente de Mayo en un total de 499 fiestas o reuniones ilegales en domicilios de la capital donde no se cumplían las restricciones contra el coronavirus, y desde el inicio del último estado de alarma, el pasado 25 de octubre, ya ha localizado más de 10. 000 de estas celebraciones.

Con este balance se detecta un ligero incremento respecto al último fin de semana de abril (del viernes 23 al domingo 25), cuando se localizaron 256 fiestas o reuniones ilegales en domicilios.

1x1

En el Puente de Mayo, los agentes municipales intervinieron 50 de estas fiestas el viernes, 158 el sábado, 151 el domingo, 107 el lunes y 33 el martes. Siete de estas reuniones se realizaron en pisos turísticos.

Desde el 25 de octubre de 2020, inicio del último estado de alarma, la Policía Municipal de Madrid ha intervenido en 10.034 fiestas ilegales, han informado informan a Efe fuentes policiales.

Entre las intervenciones más relevantes de este Puente de Mayo destaca la del pasado sábado en el distrito de Villa de Vallecas, donde los agentes tuvieron que desalojar y precintar una nave en la que había 44 personas.

En este operativo colaboraron las unidades centrales de Seguridad y se levantaron actas por incumplimiento de medidas y por tenencia de sustancias estupefacientes.

Un día antes, el viernes 30 de abril, en el distrito de Ciudad Lineal, los agentes intervinieron en un trastero en el que se encontraban 13 personas celebrando una reunión ilegal incumpliendo las medidas sanitarias.

Ninguno de los asistentes llevaba mascarilla, no había ningún tipo de ventilación y no se respetaba la distancia de seguridad por lo reducido de la estancia. Todos los presentes fueron detenidos por un delito de desobediencia grave.

En otra intervención, el lunes 3 de mayo, los agentes localizaron una fiesta de madrugada en un piso en el Distrito de Salamanca con 14 personas que fueron denunciadas por el incumplimiento de las restricciones de movilidad para las reuniones sociales y por el toque de queda.

Además, al inquilino también se le denunció por el volumen de la música en horario nocturno.