El CIS confirma que sigue preguntando por intención de voto, pero niega que esté pasando los datos a Moncloa

El CIS confirma que sigue preguntando por intención de voto, pero niega que esté pasando los datos a Moncloa

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha confirmado que sus encuestadores siguen preguntando por intención de voto en la Comunidad de Madrid, aunque desde este jueves esté prohibido publicar encuestas, pero asegura que es un trabajo habitual justificado en criterios científicos y niega que esos datos se estén proporcionando al PSOE o a la Moncloa.

La Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) impide publicar y difundir encuestas en los cinco días previos a unas elecciones, una medida que se ideó para proteger a las minorías en la recta final de la campaña y evitar que fueran arrastradas por el voto útil que pueden favorecer los sondeos.

Pero la prohibición se limita a la difusión, no impide que se siga realizando trabajo de campo. Y el CIS, que desde la pandemia dispone ya de su propio equipo para realizar encuestas telefónicas con resultados inmediatos, ha continuado estos días preguntando a ciudadanos por su intención de voto o la valoración de líderes, entre otras cuestiones.

El instituto que preside José Félix Tezanos justifica esos cuestionarios por motivos científicos, en su búsqueda del método más adecuado para la estimación de voto en los actuales contextos de volatilidad de voto.

Desde la llegada del equipo de Tezanos, el CIS ha venido señalando que los criterios que se utilizaban para las estimaciones de voto, la denominada 'cocina', eran válidos para el bipartidismo pero ya no funcionaban para la coyuntura política actual en la que los electores pasan fácilmente de un partido a otro y apuran su decisión al último momento.

Por ello, consideran que seguir preguntando a los ciudadanos hasta el último momento puede resultar muy útil para perfilar esa fórmula de la estimación de voto.