fbpx

El presunto homicida de un vecino de Velilla irá a juicio tras concluirse la investigación

El presunto homicida de un vecino de Velilla irá a juicio tras concluirse la investigación

Alberto J.C., el único detenido por el crimen de un vecino de Velilla de San Antonio, irá a juicio al concluir el juez la instrucción por la presunta comisión de un delito de homicidio e iniciar los trámites para que el crimen sea juzgado por un jurado popular de la Audiencia Provincial de Madrid.

Iván V. murió el pasado 13 de noviembre en el hospital tras recibir días antes una paliza mortal por parte de este joven, quien fue identificado por varios menores. La pelea se inició después de que el presunto homicida le recriminara unas pintadas que había hecho en su portal contra el exmarido de su pareja, con quien días antes había roto.

En un auto, el Juzgado de Instrucción número 6 de Coslada acuerda la continuación del procedimiento para juicio ante el Tribunal de Jurado por un presunto delito de homicidio.

De este modo, se inician los trámites procesales para el enjuiciamiento de los hechos por parte de un tribunal de jurado. Dentro de estos trámites, se acuerda que el investigado declare mañana por videoconferencia desde la cárcel de Alcalá Meco, donde cumple prisión preventiva.

En la instrucción, el acusado declaró solo ante el juez para acreditar su arraigo familiar en este municipio madrileño para eludir su situación procesal. Hasta ahora no ha querido dar detalles sobre lo que pasó aquella tarde del 13 de noviembre. Pero el puzzle del caso ha sido completado con los numerosos testigos que presenciaron los hechos, entre ellos la novia del propio detenido.

La estrategia de la defensa pasa por apuntar que se trató de un homicidio imprudente, si bien la acusación particular, que representa a la familia, indica que se trataría de un homicidio doloso por el tipo de golpes que recibió que se alejan mucho de las lesiones y que están acreditados en el informe de autopsia.

En el sumario consta que ocho de los chicos identificaron a Alberto C. como el autor de las patadas y puñetazos que desembocaron en la muerte de Ivan C. dos días después en el hospital.

Los testigos relataron que Iván se enfrentó a ellos después de que le reprocharan su actitud hacia un anciano el día anterior por haberle abroncado después de que le pillara haciendo pintadas en una joyería.

La víctima había roto con su pareja unos días antes y estuvo realizando mensajes de amor a través de pintadas por diferentes puntos de la localidad.

Los hechos se produjeron a las 20.30 horas de ese día poco después de que Iván V. realizara en esta ocasión pintadas en el portal donde tiene las oficinas el exmarido de su pareja y donde reside precisamente su agresor.

"Me vais a pegar entre todos", les espetó la víctima a los chavales después de recibir dos patadas. "En ese momento llega el mayor de edad, Alberto y le pregunta si es el de las pintadas en su portal. Se quita la chaqueta y amenaza a Iván, la novia le dice que no haga nada. Alberto le da una patada fuerte, cae en la parte de atrás del vehículo, le agarra por el cuello y le da dos puñetazos en la cabeza", narró uno de los testigos.

Según relató, la pelea "fue muy rápida" porque duró alrededor de un minuto. Iván se queda en el suelo inconsciente entre dos coches y Alberto se va. Ante la Guardia Civil, identificó a Alberto como el autor de los puñetazos.

Otro de los testigos presenciales manifestó ante el juez que una vez que Iván estaba en el suelo, Alberto C. Siguió golpeándole y le dio incluso "una patada en la cabeza". "Alberto se queda en shock y se lo lleva la novia. Dan una vuelta grande y aparecen por el lateral de la casa, metiéndose en un bar que hay enfrente", explicó.