Tradición histórica española

Tradición histórica española

La manera de ser del español está marcada o determinada en gran parte por su tradición histórica.

Al ser herederos de una cultura y unas pautas sociales que mezclan diversas ideologías, religiones y costumbres, los españoles han desarrollado una actitud abierta, cordial y hospitalaria que ha propiciado una necesidad de proteger a su país, debido a las constantes invasiones de su territorio a lo largo de la historia. Su forma de ser, sus costumbres, su gusto por el juego lo han transmitido a los territorios que fueron sus colonias como Latinoamérica, que han heredado gran parte de esta idiosincrasia. El placer por jugar se ha trasladado a sitios tan distantes como Argentina, Venezuela o Perú, donde es posible jugar en un enlace como este https://www.casinoonlinedeperu.pe.

¿Que caracteriza a los españoles?

El pueblo español tiene rasgos culturales muy variados, pero entre los más destacados se mencionan los siguientes:

1.- Un gran sentido regionalista: Una de sus principales características es que luchan por conservar su historia y sus tradiciones con actitud solidaria y mucha pasión. Casi todas las comunidades, ciudades o provincias conservan casi intactos los hábitos y leyendas de épocas remotas y la traen al presente en cada celebración popular. Este afán permite conservar su patrimonio histórico físico como las plazas, iglesias, conventos y viviendas de personajes muy famosos, edificaciones que son protegidas y valoradas por el estado.

2.- Carácter férreo: es orgulloso de su forma de ser y de actuar, sobre todo en lo referido al cuidado de la geografía de su país, la cual defiende casi a capa y espada. La crisis la que se enfrentó en el siglo pasado la ha hecho valorar su país y le ha aportado una visión competitiva con el resto de las naciones europeas.

3.- Franqueza y expresividad: el hecho de permanecer mucho tiempo fuera de casa les ha desarrollado una conversación muy abierta y fluida, por lo que no es nada extraño entablar una conversación en tabernas, bares o lugares de ocio y entretenimiento.

4.- Costumbres y Hábitos: las nuevas formas de trabajar como el teletrabajo y el estilo de vida de la sociedad en la actualidad han modificados muchos hábitos básicos y establecidos, pero aún permanece la costumbre que es una especie de institución española que es una pausa de dos horas para almorzar con varios platos y la subsiguiente siesta.

El pueblo español es por tradición un comensal que adora la comida abundante y bien sazonada. Por esta razón los almuerzos suelen ser copiosos, con gran cantidad de platos y contornos.

Desde hace años se implementó por ley una pausa de menos de una hora para el almuerzo y el término de la jornada a las 6 de la tarde, como sucede en casi toda Europa. Esto para aumentar la productividad en tiempos de crisis y combinar mejor la vida en familia con el tiempo laboral.

Usualmente la cena es alrededor de las 10 pm y luego hay tiempo para la vida nocturna agitada, donde queda en evidencia el lado bullicioso y alegre de todo el pueblo español