Madrid abierto

Madrid abierto

La última encuesta del CIS sobre las elecciones autonómicas en Madrid del próximo 4 de mayo constata que el resultado está aún muy abierto. El dato, muy ajustado, indica que el bloque de izquierdas tendría hoy una ligera ventaja sobre el tripartito de hecho del gobierno saliente.

En las horquillas más favorables, la izquierda lograría 73 escaños y la derecha llegaría a los 69, el límite de la mayoría absoluta. Pero quedan aún muchos días de campaña y todo puede cambiar. Aunque sería una verdadera paradoja que quien no ganó las elecciones en 2019 pero consiguió gobernar se queda ahora sin presidencia a pesar de ganar claramente las elecciones, un dato en el que coinciden todas las encuestas públicas y privadas. Desde lo que le sucedió a Theresa May en el Reino Unido en 2017 no se recordaría nada igual.

Por eso, el debate que celebraron los seis candidatos en Telemadrid y que vieron uno de cada tres madrileños que a esa hora estaban frente al televisor, puede tener una especial relevancia. Sobre todo si tenemos en cuenta que el banco de potenciales votantes aún indecisos, uno de cada cinco, y el de votantes de Ciudadanos en 2019 que hace meses que viven en la zozobra, otro 20% en aquella votación, son caladeros muy nutridos en el que cuesta pensar que ninguno de los contendientes pescara nada la pasada noche.