El PSOE pide blindar el carácter público del Beti Jai y no cederlo a un promotor privado

El PSOE pide blindar el carácter público del Beti Jai y no cederlo a un promotor privado

El grupo socialista en el Ayuntamiento de Madrid ha reclamado este miércoles al Gobierno de José Luis Martínez-Almeida que blinde el carácter público del frontón Beti Jai y que se rija por "los deseos de los vecinos" y no por los de un eventual promotor privado.

En la comisión municipal de Desarrollo Urbano y Obras y Equipamientos, la edil Mar Espinar ha criticado que siga pendiente el plan especial que defina los usos del frontón, y ha alegado que el Consistorio "se resiste a tramitarlo como gato panza arriba" para así poder ceder la gestión del inmueble a un inversor privado y ajustar la regulación a sus intereses.

Espinar, que ha reconocido con sorna que su petición debe ser vista como una idea "de rojos comunistas", ha exigido al Gobierno "que sea claro" y que explique "cuándo van a iniciar las obras" para que el edificio pueda ser utilizado "y cuándo se va a poner a disposición de los vecinos".

Espinar ha recordado que el Ayuntamiento ya ha invertido más de 35 millones de euros en la recuperación del Beti Jai, 30 para expropiarlo en 2011 y otros 5 en su rehabilitación.

El delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes (Cs), ha defendido estar intentando resolver "la chapuza" heredada del anterior Ejecutivo de Manuela Carmena, que aprobó en 2017 un plan especial para el Beti Jai que luego fue declarado nulo por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

Fuentes ha explicado que, pese a esa sentencia del TSJM, el Gobierno de Carmena dictó la adjudicación del concurso de ideas que se había convocado previamente para dilucidar el futuro del frontón, la cual "está recurrida", por lo que "se está a la espera de la resolución judicial" para conocer las derivaciones judiciales que pudiera haber.

Una vez finalice dicho procedimiento, y en función del uso que el área de cultura decida darle al frontón, se definirá el plan especial que lo regule, ha explicado Fuentes.

El Beti Jai fue expropiado por la exalcaldesa Ana Botella en 2011 por 7,3 millones, aunque una sentencia obligó a abonar 23 millones más, y durante el pasado mandato se rehabilitó.

'Siempre fiesta' en vasco, es el único frontón que queda en pie en Madrid y fue construido en 1894 por el arquitecto Joaquín Rucoba para albergar encuentros de pelota vasca.

Dejó de funcionar en 1919 y desde entonces tuvo diversos usos, como comisaría de policía y cárcel, espacio de ensayos para las bandas de música de la Falange Española, escuela militar o taller de coches, entre otros.