Cómo comparar préstamos

Archivado en:
Cómo comparar préstamos
Archivado en:

En el mercado financiero hay diversas opciones en cuanto a préstamos se refiere.

Muchas veces podemos sentirnos abrumados y sin idea de cómo compararlos para escoger la opción que de verdad resuelva nuestros problemas. Uno de los errores más comunes que cometen las personas a la hora de escoger los préstamos es no haber comparado las opciones similares, pero ¿cómo hacerlo?

En este artículo, Compinero nos cuenta los aspectos que debes considerar para comparar los préstamos que tanto necesitas, presta atención.

Aspectos a considerar antes de comparar préstamos

Antes de comenzar a ver los elementos importantes para escoger un préstamo, debemos asegurarnos que tenemos lo mínimo para solicitarlos:

Ser mayor de edad y residente español
Tener DNI o documento de identidad equivalente
Ser titular de una cuenta bancaria
Tener capacidad financiera para pagar el préstamo

Estos son los requisitos generales que las entidades financieras solicitan para conceder préstamos a sus clientes.

Una vez estamos seguros de cumplir con los mínimos podemos comenzar nuestra comparación.

Las comisiones

Es importante revisar las diferentes comisiones que pueden cobrar las entidades financieras para otorgar los préstamos. Entre ellas, las más comunes son:

Comisiones de apertura.
Comisiones por valoración de la solicitud.
Comisiones por amortización: Cuando quieras adelantar algunos pagos puede que tengas que pagar algún porcentaje extra.

Tasa de Interés Nominal

¡El famoso TIN! Esta tasa es el porcentaje fijo que cobrará la entidad financiera por prestar la cantidad de dinero solicitado.

Este porcentaje suele ser periódico, fíjate muy bien si es mensual, semestral o anual, así podrás determinar qué te conviene más. El valor total del préstamo varía según la periodicidad y porcentaje del TIN.

Tasa Anual Equivalente

La TAE es otra de las tasas más importante que debes conocer. Este porcentaje suele ser un valor unificado entre las entidades bancarias y contempla el total del TIN, comisiones y demás gastos asociados a tu préstamo. Se expresa en forma de porcentaje y de forma anual, esto es un requisito obligatorio para todas las entidades financieras y debe estar especificado en los contratos. Así que presta atención y lee muy bien antes de firmarlos.

Consultar productos asociados

Es común que las entidades financieras condicionen el otorgamiento de un préstamo con la adquisición de otros productos como: pólizas de seguro de vida, faltas de pago, entre otras).

Facilidad durante la solicitud

La comodidad y tiempo valen muchísimo, por lo tanto, saber que el proceso de solicitud de un préstamo no tiene trámites engorrosos es un plus. Esto suele subestimarse, pero ahora la inmediatez es una virtud, así que agrega esto a tu lista de cuestiones a considerar a la hora de escoger el préstamo indicado.

No olvides que cada necesidad es muy diferente, por ello, debes tener muy claro qué es lo que realmente necesitas y tu capacidad financiera, esto te permitirá escoger el préstamo adecuado para ti. Prestar atención a los términos y condiciones de cada una de las entidades financieras te evitará cualquier mala pasada en el futuro.