Unidas Podemos plantea un abono mensual único de 30€

Unidas Podemos plantea un abono mensual único de 30€

La candidatura de Unidas Podemos a la presidencia de la Comunidad de Madrid propone un Abono Transporte único de 30 euros en toda la región y pagar al menos la mitad del billete a los madrileños para visitar bimensualmente a los familiares que viven fuera de la región.

Estas son algunas de las propuestas en Transportes públicos planteadas por el programa de UP, que promete aumentar la frecuencia de Metro en hora punta reduciendo el tiempo de espera a la mitad en las líneas con más viajeros y transbordos.

También propone avanzar, en las líneas con mayor tráfico, hacia una frecuencia de un metro cada minuto y medio en hora punta. En el resto de líneas, limitar los tiempos de espera máximos a 3 minutos en hora punta y reducir los tiempos de espera en un 25% de media.

"Todo ello, gracias a sistemas de seguridad avanzados, una mayor disponibilidad de trenes en esas horas puntas, recuperando niveles anteriores a 2008 (unos 50 trenes adicionales a los actuales con una inversión de 500 millones) y un mayor número de empleados que conlleve la incorporación de 300 empleados en áreas operativas cada año. Esta mejora se llevará a cabo de manera gradual mediante un aumento de la inversión de 250 millones de euros al año cada año", apuntan.

La formación morada defiende también mejorar la seguridad y salud laboral de los trabajadores en el transporte público con medidas como renovar las instalaciones que cuenten con materiales de amianto, cubrir los ratios de jubilación (el 40% de la plantilla tiene más de 50 años) y llevar a cabo incorporaciones adicionales, incluyendo unas 300 contrataciones anuales en Metro en diferentes áreas operativas.

Por otro lado, UP propone una bajada de un 75% del bono de transporte para jóvenes, parados de larga duración de más de 50 años, familias monomarentales, jubilados, personas con diversidad funcional y otros colectivos vulnerables. Esta medida tiene un coste aproximado de 150 millones de euros anuales.

También quieren eliminar las zonas tarifarias del abono de transportes para que las personas que residen más alejadas de la capital no tengan que pagar un coste más elevado, unificando las tarifas para los abonos mensuales y anuales B1, B2, B3, C1 y C2 al precio de la zona tarifaria A y destinando para ello 100 millones de euros anuales.

Unidas Podemos propone modificar la legislación autonómica de transportes terrestres de la Comunidad de Madrid para acabar con la competencia desleal de las VTC frente al sector del taxi. Entre otras medidas, la nueva legislación debe establecer un requisito temporal entre la contratación y la prestación efectiva del servicio de las VTC que sea de al menos dos horas, para diferenciarlo del servicio del taxi.

También, obligar a las VTC a comunicar a la administración competente el geoposicionamiento de los vehículos que prestan los servicios, tanto respecto del momento de la formalización del contrato como de la recogida efectiva del cliente.

La candidatura encabezada por Iglesias quiere establecer un requisito espacial (distancia mínima) entre la VTC y el pasajero en el momento de la precontratación, siempre y cuando esta medida vaya acompañada de las restricciones temporales antes descritas y prohibir a las VTC deambular libremente por las calles sin pasajeros u hoja de ruta, y establecer la obligación de retornar a base cuando hayan finalizado la prestación de sus servicios.

Igualmente, pretenden prohibir el estacionamiento de sus vehículos en estaciones de trenes, autobuses, puertos, aeropuertos y otras paradas autorizadas, con la fijación de una distancia mínima de aproximación; regular los requisitos de formación de los conductores de VTC y su equiparamiento a las condiciones que se obliga al sector del taxi; e impulsar mecanismos legislativos para que las entidades locales y la comunidad autónoma puedan investigar y sancionar posibles casos de incumplimiento de la normativa que se apruebe para la regulación de las VTC.

Por último, Unidas Podemos plantea articular mecanismos legislativos y administrativos para recuperar aquellas autorizaciones administrativas concedidas en exceso de la ratio de proporcionalidad 1/30, cumpliendo con las disposiciones del régimen indemnizatorio establecido por el Real Decreto Ley 13/2018; y la creación de una app Pública para todos transportes públicos de tarifa regulada para facilitar su uso.

Una de las medidas más novedosas de la candidatura encabezada por Pablo Iglesias son dar ayudas para que residentes en Madrid que tengan ascendientes o descendientes residiendo permanentemente en otra comunidad autónoma puedan visitarlos con una periodicidad por lo menos bimensualmente.

"La Comunidad de Madrid habilitará un sistema para subvencionar al menos la mitad del billete de ida y vuelta al territorio correspondiente, siempre optando por el medio de transporte más adecuado en términos de coste, rapidez y emisiones contaminantes, priorizando el tren siempre que sea posible. La medida comenzará con una financiación piloto de 25 millones de euros al año", detallas

Iglesias pretende si gobierna terminar con las 4,5 millones de euros que ha otorgado Ayuso a ganaderías de Lidia durante la pandemia y los más 4,1 millones de presupuesto del Centro de Asuntos Taurinos, "un chiringuito del PP creado por el expresidente regional Alberto Ruiz Gallardón en 1991 con la función de 'promocionar la tauromaquia'".

Entre sus consejeros han estado Francisco Granados, Salvador Vitoria e Ignacio González. Hasta María Dolores de Cospedal llegó a pertenecer a su junta directiva. "La Comunidad de Madrid está a la cabeza en 2020 de las ayudas a la tauromaquia en España mientras se sitúa a la cola en inversión en educación y sanidad pública", critica la formación morada.

Por eso, propone eliminar todas las ayudas públicas de la Comunidad de Madrid a la tauromaquia, así como revisar el canon millonario que se paga por la gestión de la Plaza de toros de Las Ventas. Todo el dinero que se recupere para las arcas públicas será invertido el estado del bienestar y en la protección social, prometen.

En otro orden de cosas, quieren establecer medidas encaminadas a la desaparición de las casas de apuestas, deteniendo el otorgamiento de licencias, estableciendo la prohibición de casas de apuestas a menos de 1 kilómetro de cualquier centro educativo y a menos de 1 kilómetro de distancia entre sí.

"La Comunidad de Madrid intentará hacerse cargo de los locales que queden vacíos como consecuencia de estas nuevas medidas para crear centros culturales y sociales en los barrios que puedan no solamente dinamizar la vida vecinal sino también dar Empleo a las personas que hubieran podido perderlo tras los cierres en el sector", desgranan en su programa.