El acusado de matar a su madre y comerse restos declara el martes ante el jurado

El acusado de matar a su madre y comerse restos declara el martes ante el jurado

Madrid, 19 abr.- El hombre acusado de matar a su madre en 2019 en Madrid, trocear el cadáver y comerse sus restos declarará el martes ante el jurado popular que enjuiciará el caso, que ha quedado conformado este lunes por la mañana.

Según han informado fuentes jurídicas, la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Madrid ha dejado elegidos a los miembros del jurado popular y ha consensuado que sea mañana martes cuando las partes lean sus informes y declare el acusado.

1x1

También está previsto que declaren el martes dos policías que participaron en la investigación del crimen.

El acusado, de 28 años y complexión menuda, ha permanecido custodiado en la Audiencia Provincial durante varias horas, en actitud tranquila y sin causar ningún altercado, han precisado las fuentes.

La Fiscalía pide en sus conclusiones provisionales quince años y cinco meses de prisión como presunto autor de los delitos de homicidio con agravante de parentesco y profanación de cadáver, y reclama que indemnice en 90.000 euros a su hermano.

En su escrito de acusación el fiscal relata que a principios de 2019 el acusado vivía con su progenitora en un domicilio de la zona de Ventas de Madrid, donde a finales de enero o en los primeros días de febrero discutió con ella.

Añade que tras un enfrentamiento verbal se dirigió a ella sujetándola del cuello y con el propósito de acabar con su vida le presionó fuertemente con sus manos hasta estrangularla y causarle la muerte por asfixia.

A continuación el acusado trasladó el cadáver hasta el dormitorio de la vivienda y lo colocó sobre la cama "con el propósito de ir haciendo desaparecer su cuerpo", para lo cual procedió a su descuartizamiento empleando una sierra de carpintero y dos cuchillos de cocina que tenía en la casa.

Una vez troceado el cuerpo el acusado se fue alimentando en ocasiones durante unos quince días de restos cadavéricos, "guardando algunos en varios recipientes de plástico por la vivienda y en el interior de la nevera y arrojando otros a la basura dentro de bolsas de plástico", siempre según el relato de la Fiscal.

La Policía detuvo a Alberto a finales de febrero de ese año y el acusado reconoció al ser arrestado que había descuartizado a su madre y había repartido su cuerpo en táperes de diferentes tamaños , algunos de los cuales ya se había comido, según informaron en ese momento fuentes de la investigación.

Varios de los agentes que llegaron al domicilio relataron la crudeza de la escena.

El acusado permanece en la prisión de Alcalá Meco de Madrid desde el 23 de febrero de 2019 y el caso ha sido instruido por el Juzgado de Instrucción número 53 de Madrid.