Abascal exhibe un adoquín en el Congreso para mostrar la violencia contra Vox

Abascal exhibe un adoquín en el Congreso para mostrar la violencia contra Vox

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha exhibido este miércoles desde la tribuna del Congreso un adoquín para mostrar la violencia que sufren sus simpatizantes y asegurar a continuación que no responderán "de la misma manera" para evitar ir "al enfrentamiento civil".

En su primera intervención en el debate parlamentario, en el que comparece el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para informar sobre el estado de alarma, Abascal ha pedido su fin y el cese de las restricciones a las libertades y derechos con la justificación de la pandemia.

Ha indicado que "lo peor" de esas restricciones es que están amparadas por la prensa que "demoniza" a Vox y "los terroristas que lanzan adoquines", en referencia a los disturbios ocurridos en el distrito madrileño de Vallecas la semana pasada cuando él intervenía en un mitin y se encontraban, ha dicho, "a dieciocho metros" de quienes les lanzaban "piedras, adoquines y estacas".

"¿Qué ocurriría si nosotros respondiésemos de la misma manera, señorías? ¿Qué ocurriría si devolviésemos los adoquines? Que iríamos al enfrentamiento civil, en el que no nos van a encontrar", ha expuesto Abascal, mientras ha sostenido en una de sus manos un ladrillo en la tribuna del pleno parlamentario.

El presidente de Vox ha dicho que desde el Consejo de Ministros se instiga y tolera la violencia contra su partido y ha señalado que la justifica "el abogado de las narcodictaduras y secretario general del Partido Comunista", Enrique Santiago, al que ha llamado "sinvergüenza" e "individuo peligroso".

Abascal ha opinado que el Gobierno presidido por Pedro Sánchez ha protagonizado "la peor gestión del mundo de la epidemia" y que además ha sido aprovechada para "de modo autoritario" usar "el rodillo" y laminar libertades y derechos fundamentales.

"Han sido duros con los españoles honrados, pero han agachado la cerviz ante las élites y ante los ilegales", ha dicho Abascal a Sánchez, al que ha pedido ser "euroexigente", al entender que la responsabilidad del "fracaso estelar de la compra de vacunas" la comparte con la Comisión Europea.

Una "complicidad" que ha hecho extensiva a las comunidades autónomas gobernadas por el PP "que han ido más allá que las socialistas en las restricciones" y con la mayor parte del Congreso, en especial el PP con su abstención al estado de alarma, que ha permitido las medidas del "consenso progre".

"El Gobierno de la muerte y de la ruina", ha descrito Abascal al lamentar los "más de 100.000 españoles muertos" por la pandemia y "las lágrimas de cocodrilo" de Sánchez desde la tribuna del Congreso.

Asimismo, ha indicado que el Tribunal Constitucional "insulta" al Parlamento al demorar sus decisiones sobre los recursos planteados por los diputados de Vox.

En su segunda réplica a Sánchez, Abascal ha lamentado que Podemos haya traído una "'batasunización' de la política española" y ha llamado a sus dirigentes "pijos izquierdistas que maltratan a los trabajadores y que no se ocupan de sus problemas", además de acusarles de combinar la mentira y la violencia según la doctrina leninista.

Abascal ha reiterado que la violencia en Vallecas fue instigada y tolerada por el Gobierno y se ha preguntado "qué objetivo tenían" Sánchez y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, al "permitir" que quienes les lanzaban objetos "estuviesen a dieciocho metros".

"¿Querían de verdad que nos alcanzasen? ¿Quieren quedarse sin oposición?", ha añadido Abascal antes de concluir: "Atrévanse algún día a explicarlo, pero les va a costar, y también les va a costar quedarse sin oposición".