Casado confía en una mayoría amplia para Ayuso y no perder tiempo en negociar

Casado confía en una mayoría amplia para Ayuso y no perder tiempo en negociar

Madrid, 10 abr.- El líder del PP, Pablo Casado, ha confiado este sábado en que Isabel Díaz Ayuso logre en las elecciones madrileñas una mayoría "suficiente" y "amplia" para llevar a cabo su proyecto "sin cortapisas, sin tener que perder mucho tiempo en negociar" lo que ya está negociando con los madrileños.

Casado ha defendido la candidatura de Díaz Ayuso en la inauguración del congreso de las Nuevas Generaciones del PP que elegirá como presidenta a la diputada vasca Bea Fanjul, acto en el que estaba presente también Toni Cantó, número 5 de la lista de los populares.

1x1

El presidente del PP ha dejado claro que en su partido es bienvenida "cualquier persona que quiera defender la libertad" y se ha preguntado si alguien conoce a alguien del PP de más de 40 años que haya pasado por menos de dos partidos.

"Somos un mero instrumento al servicio de los españoles, lo de menos son unas siglas, el logotipo o la sede; lo importante son las ideas, y en las ideas que defendemos todo el mundo está bienvenido", ha señalado.

Casado ha mutado el lema de campaña de Díaz Ayuso -"comunismo o libertad- por el de "sanchismo o libertad", al considerar que el presidente del Gobierno decidió en su viaje a Angola y Senegal convertirse en el candidato socialista a la Comunidad de Madrid, con sus críticas a la presidenta madrileña.

"Ya tenemos a Iglesias y a Pedro Sánchez, qué mal lo tienen que ver", ha manifestado Casado tras describir a la presidenta madrileña como un mujer "valiente, sin complejos, tolerante y no dogmática"

A su juicio, las urnas del 4 de mayo son, además de urnas de libertad, urnas de la verdad ante las "mentiras" del Gobierno que ha engañado a los españoles con las mascarillas, los fallecidos, los contagios, con el 8M, o las cifras de Empleo.

"Esa V asimétrica que decía Sánchez que iba a tener la recuperación (...), se va a convertir en una M de mentiras" ha recalcado.

En ese contexto, Casado ha situado en el PP la responsabilidad de ser contrapeso del Gobierno, vigilar las libertades públicas y el Estado de derecho y unir una sociedad que está "rota" por la polarización que a su juicio ha fomentado el Ejecutivo de PSOE y Podemos.

Ante la elección de Fajul como presidenta de Nuevas Generaciones, ha subrayado también la necesidad de seguir luchando para lograr la "derrota moral y ética" de ETA: "no pueden conseguir por haber dejado de matar lo que pretendían conseguir matando".

A las juventudes del PP les ha instado a apartarse de los "agoreros y anaftalinados pesimistas" que defienden las "subvenciones del papá Estado" para recortar las libertades individuales y ha apostado por un programa que apueste por la flexibilidad laboral y que rechace intervenir en los alquileres.

Casado ha reclamado dirigir fondos europeos a políticas que beneficien a los jóvenes, como un plan masivo de avales públicos para vivienda, la mochila austriaca o la digitalización de la educación.