Madrid levanta el cierre perimetral pero el resto salvo Canarias lo mantiene

Madrid levanta el cierre perimetral pero el resto salvo Canarias lo mantiene

Madrid, 10 abr.- La Comunidad de Madrid y algunas islas de Canarias han levantado esta medianoche el cierre perimetral que comenzó el 26 de marzo con motivo de la Semana Santa para tratar de evitar desplazamientos, mientras que Baleares lo hará el 12 de abril y Extremadura dio marcha atrás ayer y decidió que lo mantendrá al menos dos semanas más.

Desde este sábado cada comunidad puede decidir si permite la entrada y la salida de su territorio, después del cierre perimetral acordado en el Consejo Interterritorial de salud desde el 26 de marzo.

1x1

Si bien Canarias ha levantado el cierre de la comunidad, lo mantiene en las islas de Tenerife, Gran Canaria y Fuerteventura, donde residen 2 de los 2,2 millones de habitantes del archipiélago.

El Gobierno madrileño se posicionó en contra del cierre perimetral en Semana Santa, como también del anterior que hubo durante el puente de San José (entre el 17 y 21 de marzo), pero acató el cierre de ambos, de obligado cumplimiento al ser publicados en el 'Boletín Oficial del Estado' (BOE).

El Gobierno madrileño también cerró perimetralmente la región durante los puentes de noviembre de 2020, el de Todos los Santos y el de la Almudena, a causa de un Real Decreto del Gobierno central para tratar de contener la expansión del coronavirus.

Aunque ha finalizado el cierre perimetral de la Comunidad de Madrid (que en la práctica solo permite viajar sin justificación a algunas islas de Canarias y desde el lunes a Baleares), continúan las restricciones de movilidad en las zonas con mayor incidencia de coronavirus, donde no está permitido entrar ni salir salvo por motivos justificados, como ir a trabajar.

Son diecisiete zonas básicas de salud cinco localidades, donde vive el 6,4 por ciento de la población y se concentra el 9,17 por ciento de los casos de los últimos catorce días.

Además, la Comunidad de Madrid prorrogará a partir del próximo lunes 12 de abril y durante catorce días más, hasta el 26 de abril, medidas vigentes en la región para luchar contra la COVID-19 como la prohibición de las reuniones de no convivientes en domicilios y el toque de queda de 23:00 a 06:00 horas.

Los establecimientos de hostelería deberán cerrar a las once de la noche, aunque no pueden admitir nuevos clientes desde una hora antes.

La ocupación máxima por mesa es de cuatro personas en espacios interiores y de seis personas en terrazas al aire libre.