Bal niega que apoyar a Ayuso sea una "traición" a Aguado, pero aclara que no apoyará un Gobierno con Vox

Bal niega que apoyar a Ayuso sea una

El candidato de Ciudadanos a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Edmundo Bal, ha negado que apoyar un gobierno del PP con Isabel Díaz Ayuso tras el 4 de mayo sea "traicionar" al exvicepresidente regional Ignacio Aguado, pero ha aclarado que en ningún caso apoyará un Ejecutivo regional en el que esté Vox.

"No hay traición. Sino pensar con la cabeza y poner el corazón a lo que hacer para dar a los madrileños el mejor proyecto. No se trata de hacer venganzas personales o hacer amigos en política sino de ser útil", ha expuesto el 'naranja' en el desayuno informativo que ha protagonizado este jueves, en el que ha remarcado que durante los "casi dos años" del Gobierno de coalición desde su partido se han impulsado medidas que "de otra forma el PP en solitario no habría hecho".

1x1

En este sentido ha puesto como ejemplo la transparencia, la conciliación familiar, la actividad deportiva o la Economía y ha añadido, además, que el PP no ha tenido "ningún caso de corrupción" cuando venía de "Gürtel, Lezo y Púnica".

Entiende que, a pesar de que se rompiera el pacto de 155 puntos entre PP y Cs, hay que "aprender del pasado" pero "mirar al futuro" en busca de la utilidad y que si su partido "no es determinante" desde el 5 de mayo "Madrid no progresará". "Habrá una mitad satisfecha inicialmente y otra mitad disgustada. No quiero que pase eso", ha indicado Bal, quien quiere esperar a que, tras conocerse los escaños asignados, se empiece a ver "cuál es la fórmula y la aritmética" que permita crear Gobierno.

Al hilo, ha remarcado que, en cualquier caso, no apoyará un Gobierno con Vox dentro y ha puesto como ejemplo lo que "está pasando" en Murcia con la consejera de Educación que "no que no quiere vacunarse". "No hablamos ya de una hipótesis extravagante, pero sí de la realidad de hoy en Murcia y en Madrid no puede pasar", ha insistido y ha cuestionado el encaje del partido liderado por Rocío Monasterio con políticas como las LGTBI y ha dejado en el aire si habría un Orgullo de llegar Vox a la Puerta del Sol.

En el otro extremo, ha situado al candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, sobre el que ha indicado que no lo querría en un Gobierno porque dice que es "cansado trabajar". "Yo debo de ser tonto, porque desde pequeño no he hecho otra cosa que trabajar y estudiar (...) No quiero un Gobierno con Iglesias viendo series de Netflix", ha deslizado Bal.

Asimismo, ha censurado que el 'morado' no "trabajase" durante la pandemia en la vicepresidencia segunda de Derechos Sociales y Agenda 2030. Frente a ello ha aseverado que él no dejará "en la estacada a los madrileños" y a su futuro "ni en manos de Iglesias ni de Vox" y que apostará por el "entendimiento y la tolerancia".