La Guardia Civil retira más de 150.000 juguetes falsificados o que no cumplían los estándares de seguridad

La Guardia Civil retira más de 150.000 juguetes falsificados o que no cumplían los estándares de seguridad

La Guardia Civil ha retirado del mercado español más de 150.000 juguetes falsificados o que no cumplían los estándares de seguridad, en el marco de una operación policial que Europol ha desarrollado en 24 países.

La 'Operación Ludus' ha permitido intervenir cinco millones de juguetes falsos por un valor 16 millones de euros. En España, se han efectuado 4.163 controles e inspecciones y se han detectado 1.968 infracciones administrativas y 40 infracciones penales. Como resultado, 41 personas están siendo investigadas.

Estos juguetes son copias extremadamente difíciles de distinguir de los productos originales y, en muchos casos, suponen un serio riesgo para la salud de los niños, ya que no han sido objeto de controles de seguridad. Además, tampoco suelen incluir información esencial como límite de edad o las instrucciones de uso.

La operación ha sido liderada por Europol con el apoyo de la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) y la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) y, además, ha contado con el coliderazgo de España y Rumanía.

Las actuaciones policiales en España, más de 4.000, se han efectuado principalmente en bazares y almacenes mayoristas, en vías convencionales, puertos, aeropuertos y recintos aduaneros terrestres.

En total se han detectado más de 1.900 infracciones administrativas en materia de contrabando y de etiquetado y seguridad de los juguetes y 40 infracciones penales por violación de derechos de propiedad industrial, resultando 41 personas investigadas por posible contrabando, falsedad documental, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.

En concreto, en Murcia, efectivos de la Guardia Civil del Área Fiscal de Águilas actuaron en cinco establecimientos de las pedanías murcianas de Los Dolores y Beniaján el pasado mes de diciembre. Allí se pudo incautar 29.683 juguetes con un valor superior a 39.000 euros, todos ellos procedentes de China. De la operación resultaron investigadas cinco personas como presuntas autoras de un delito contra la propiedad industrial.

Asimismo, en una actuación conjunta con la Agencia Tributaria, la Guardia Civil realizó en Vizcaya 61 inspecciones logrando intervenir más de 26.000 juguetes y punteros láser falsificados, siendo el valor total de los objetos intervenidos superior a 36.000 euros.

Entre los ilícitos atribuidos a los regentes de los establecimientos inspeccionados se encuentran 2 delitos contra la propiedad industrial y un total de 177 infracciones administrativas en materia de contrabando, consumo, extranjería y tributaria.

En el marco de esta operación, la Guardia Civil ha colaborado con diferentes entidades y organismos del ámbito público y privado durante la ejecución de la operación, destacando la estrecha colaboración mantenida con la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), la Asociación para la Defensa de la Marca (ANDEMA) y la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ).

La Operación Ludus se ha desarrollado en 24 países: Austria, Bélgica, Bulgaria, Croacia, Chipre, República Checa, Dinamarca, Francia, Grecia, Hungría, Islandia, Irlanda, Italia, Letonia, Luxemburgo, Países Bajos, Noruega, Portugal, Rumanía, República Eslovaca, Eslovenia, España, Reino Unido y Estados Unidos.