El Colegio de Médicos de Madrid insta al Ministerio de Sanidad a anular una pregunta del MIR sobre la eutanasia

El Colegio de Médicos de Madrid insta al Ministerio de Sanidad a anular una pregunta del MIR sobre la eutanasia

El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM) ha instado al Ministerio de Sanidad a anular la pregunta número 41 planteada el pasado sábado en el examen MIR 2021, en el que se cuestionaba cómo se denomina "la omisión o la interrupción de tratamientos médicos vitales en un paciente terminal para permitir a la persona que fallezca (interrupción de los tratamientos que permiten conservar la vida)".

Las respuestas en el test eran eutanasia activa voluntaria, eutanasia activa involuntaria, eutanasia pasiva o suicidio asistido por un médico. El ICOMEM considera que dicha pregunta "no tiene ninguna respuesta correcta, va en contra del esfuerzo realizado por amplios sectores de la medicina para intentar aclarar conceptos relacionados con el final de la vida y que, por lo tanto, debería ser invalidada".

"En un paciente en situación terminal, la omisión o interrupción de tratamientos médicos vitales para permitir a la persona que fallezca no se denomina eutanasia activa voluntaria, ni eutanasia activa involuntaria, ni eutanasia pasiva ni suicidio asistido por un médico. La respuesta correcta es adecuación del esfuerzo terapéutico con cuidados paliativos, que constituyen buena práctica médica al final de la vida y proporcionan una muerte digna y que, sin embargo, no aparece como opción para ser elegida por los examinandos y ni si quiera forman parte de la oferta formativa de las facultades de Medicina", argumentan en un comunicado.

Así, defienden que la denominación de eutanasia pasiva para referirse a la retirada de tratamiento de soporte vital es "obsoleta, equívoca y conceptualmente inadecuada". "La adecuación del esfuerzo terapéutico, correcta del punto de vista ético no se puede considerar eutanasia.

En caso contrario, no se entendería que la Asociación Médica Mundial se oponga firmemente a la eutanasia. No se puede llamar eutanasia pasiva a lo que realmente no es eutanasia, sino la aceptación del proceso de la muerte, retirando tratamientos que puedan considerarse inútiles o desproporcionados", insisten.

El presidente del Colegio de Médicos de Madrid, Manuel Martínez Sellés, se ha mostrado en varias ocasiones contrario a la eutanasia. En febrero, avisó de que la pandemia de COVID-19 hubiera tenido consecuencias "más graves" si hubiera estado ya aprobada la nueva ley de eutanasia.