Guillermo Cisneros, rector de la UPM: "Tenemos el reto de ir dando forma a la UPM 2030, poniendo los pilares necesarios para ello"

Guillermo Cisneros, rector de la UPM:

Reproducimos a continuación la entrevista realizada a Guillermo Cisneros, rector de la UPM, publicada por el Periódico de Montegancedo, del Grupo MADRID ACTUAL. Con el respaldo de 70,84% de los votos a favor, el catedrático renovó su cargo a finales del pasado año al frente de la Universidad Politécnica de Madrid

Lo primero que quiero hacer es darle la enhorabuena por la reelección. Se le ve muy ilusionado. 

1x1

Muchas gracias! Han sido más de cuatro años de un intenso trabajo, y ahora tenemos por delante otra legislatura completa llena de retos. 

Los alumnos le adoran, hemos charlado con bastantes y presumen orgullosos de su rector. ¿Cuál es la clave?  

En una población tan amplia imagino que habrá opiniones diversas. No obstante, la clave es y será trabajar y, en este caso, un trabajo cercano a los estudiantes, escuchando sus demandas, sus preocupaciones, sopesando todo para tomar decisiones en cada coyuntura, y siempre trabajando por una Universidad para ellos. Si por algo se caracteriza la Universidad Politécnica de Madrid es por una formación extraordinaria de sus estudiantes, que luego les permite llegar a altas cotas en su desempeño laboral. La UPM cuenta actualmente con cerca de 165.000 profesionales en el mercado laboral. Con estas características es normal que los estudiantes están orgullosos de su universidad, igual que su universidad está orgulloso de ellos.  

Un buen líder se diferencia del resto porque se rodea de los mejores profesionales y usted esto lo ha seguido a rajatabla desde su llegada al rectorado. 

La UPM cuenta con personas excelentes. Es un equipo comprometido, cohesionado, con las ideas claras sobre el rumbo necesario de la Universidad y con criterio para ir priorizando acciones en cada línea de trabajo. En estos años tenemos por delante el reto de ir dando forma a la UPM 2030, poniendo los pilares necesarios para ello.

¿Cómo definiría la evolución de la UPM desde su llegada al rectorado?

Permítame que señale los 5 principales logros obtenidos, entre otros muchos, durante la primera legislatura: Hemos aumentado nuestro número de estudiantes, hemos mejorado todas nuestras cifras en investigación -con un fuerte impulso en este campo-, hemos mejorado nuestro posicionamiento en los rankings internacionales -logrando una mayor visibilidad-, hemos conseguido liderar un consorcio internacional EELISA de Universidad Europea, que supondrá mejorar más todavía nuestra internacionalización y se ha dado un fuerte impulso a la transformación digital de la universidad. Por tanto, la evolución, no podría ser más positiva.

¿Qué nuevos proyectos destacables tiene para esta nueva etapa de rectorado? 

Debemos apostar por seguir creciendo a nivel Internacional con una firme apuesta por el programa de Universidades Europeas (EELISA) y en los sucesivos Programas Marco de investigación de la UE, donde la UPM apuesta por liderar consorcios. Tenemos que mejorar la atención a los estudiantes, con nuevos servicios como residencias universitarias y un plan de mejora y renovación de los laboratorios e infraestructuras docentes. Tenemos que diseñar un Programa cohesionado de Alumni UPM. En el área de Calidad debemos seguir creciendo en nuestra posición en los rankings Internacionales y culminar con la acreditación institucional de todas nuestras Escuelas y Facultad, como asimismo continuar con la línea de acreditaciones internacionales de títulos para que nuestros egresados lleven siempre un plus de reconocimiento en cualquier lugar del mundo para el mercado laboral en este mundo global.

En el campo de la investigación debemos seguir propiciando la línea ya iniciada de atracción, retención y consolidación de talento. Afianzar y fortalecer el liderazgo que ya tenemos en la colaboración público-privada y en el nuevo Programa Marco europeo, así como fomentar la participación de UPM en redes y plataformas nacionales e internacionales. Por supuesto, no debemos olvidar nuestra fuerte apuesta por la transformación digital de la universidad, así como la adaptación a una situación que será diferente a la existente antes de la pandemia. 

Por último, pero igual de importante, una fuerte apuesta por la responsabilidad social, con el claro compromiso con la igualdad en la diversidad, con la puesta en marcha de políticas de igualdad para los colectivos de la diversidad, iniciativas de salud para los estudiantes y el personal, el desarrollo del plan de sostenibilidad y de los ODS en  la UPM. Además de nuestro compromiso con la sostenibilidad ante el cambio climático en todos los aspectos de la vida y de la ciudadanía, como son salud, movilidad, urbanismo, productos, servicios, dispositivos, plantaciones, obras, edificios, etc., y con la potenciación de la Cooperación para el Desarrollo.

La Universidad Politécnica de Madrid ya era una universidad muy respetada fuera de nuestras fronteras, pero desde su llegada el crecimiento ha sido exponencial. ¿En qué reside su éxito? ¿Cómo es vista a nivel internacional la marca UPM?

En el reconocido QS ranking en el campo de ingeniería y arquitectura este mismo año hemos conseguido el puesto 75 del mundo, lo que significa que hemos subido 55 puestos en los últimos 5 años. Además, muchas de nuestras especialidades también se sitúan entre las mejores del mundo. Estamos en el top 50 en los campos de Civil (aquí en Shanghai estamos en el top 5), Minas y Arquitectura, pero además tenemos 7 campos en el top 100, y 9 campos en el top 150. Además en el QS ranking de empleabilidad estamos en el puesto 71 del mundo.

Todos estos datos nos indican que la UPM es conocida y reconocida internacionalmente. Además, nuestras oficinas internacionales en China y Estados Unidos han estado a pleno rendimiento estos últimos años cosechando muchos éxitos.

Por último, me gustaría destacar la magnífica labor de la UPM en Europa, en concreto en el programa Horizonte 2020, donde la UPM se ha posicionado como la primera universidad española con más de 100 millones de euros conseguidos para investigación.

Todos estos hechos, unidos al liderazgo del consorcio Universidad Europea EELISA, hacen ver la fuerza internacional de la UPM en estos momentos.

La globalización también está presente en la educación. ¿Son muchos los alumnos de otros países que demandan estudiar en la UPM?

La movilidad internacional de estudiantes es uno de nuestros activos más importantes en las oportunidades que les damos, tanto para los que salen como por los que vienen e impregnan con diferentes culturas nuestra aulas. Desde el inicio de la pandemia la movilidad internacional ha sufrido mucho, es indudable. En una situación de normalidad, son más de mil estudiantes Erasmus los que vienen todos los años a hacer una estancia en la UPM, y otros miles de estudiantes los que recibimos para estudiar nuestros Grados y sobre todo nuestros Másteres, a los que hay que sumar el Doctorado. Además, hemos puesto en marcha la Escuela Internacional de Verano (e Invierno) con un gran éxito de centenares de estudiantes sobre todo procedentes de China.

La UPM es la primera universidad española en captación de recursos externos en I+D+i: cerca de 2.800 investigadores trabajan en sus centros en 205 grupos de investigación. ¿Cuál es la apuesta para los próximos años?

Debemos potenciar iniciativas para incentivar nuevas temáticas de investigación sistémica, colaborativa y multisectorial, que aglutine a un número significativo de investigadores, y con impacto en la sociedad en el horizonte 2030. Debemos continuar propiciando la atracción, retención y consolidación de talento. Hay que afianzar y fortalecer el liderazgo en la colaboración público-privada y en el nuevo Programa Marco europeo, así como fomentar la participación de UPM en redes y plataformas nacionales e internacionales. Y además, una de nuestras grandes apuestas en esta legislatura será la mejora e implantación de infraestructuras comunes de investigación abiertas y de uso compartido, basadas en realizar servicios científico-tecnológicos.

La gestión de los datos está cada vez más presente en la sociedad y el Big Data es un termino muy conocido en la actualidad. ¿La UPM tiene presente que muchos estudiantes demandan cada vez más esta disciplina?

Por supuesto, de hecho la UPM ha puesto en marcha, con gran éxito, dos nuevos Grados en temas de datos este mismo curso académico. Hemos abierto el Grado en Ciencia de Datos e Inteligencia Artificial, y otro sobre en Ingeniería y Sistemas de Datos. Cabe destacar que hemos sido pioneros en España en la generación del primer Grado en Inteligencia Artificial, y estamos seguros de que otras universidades a nivel nacional seguirán nuestros pasos. Esta disciplina es imparable.

La transformación digital es una realidad. ¿Cómo ve usted a nuestro país a la hora de enfrentarse a ese proceso?

La sociedad española en general ha tenido una reacción ejemplar con la pandemia. Como se viene afirmando desde distintos sitios, hemos visto dos años de transformación digital en tal solo dos meses. Nuestro país no ha sido ajeno a esta enorme evolución. Hay que seguir siempre, no obstante, compaginando factores humanos con avances tecnológicos, a la vez que haciendo evolucionar los marcos jurídicos para proporcionar seguridad y estabilidad.

Usted ha dicho que “nuestra universidad es fuerte y referente porque lo son sus escuelas y facultades.” ¿Radica ahí el éxito de la Politécnica?

El éxito de la UPM es el de todos y cada uno de sus miembros, construyendo Universidad Politécnica de Madrid. El éxito de la UPM son todos y cada uno de sus 40.000 estudiantes, sus 5.000 profesores, investigadores y personal de administración y servicios  y de sus 165.000 profesionales en el mercado. 

Ha pedido un modelo de financiación estable y fiable para los próximos años de la UPM. ¿Añadiría algún punto más a destacar?

Creo que lo ha definido perfectamente, tengo poco más que añadir. Es nuestro deseo desde hace muchos años, y seguiremos trabajando para conseguirlo. Es además, una necesidad para seguir proporcionando el servicio público universitario con la máxima calidad reconocida internacionalmente.

Como sabe Montegancedo es un nuevo sector urbanizable vecino al actual Campus de la UPM con el mismo nombre. Este nuevo sector tiene previsto ceder a la UPM dos parcelas que suman 40.000 metros cuadrados de terreno para la ampliación del Campus de Montegancedo. ¿Qué planes tiene la UPM para estas dos parcelas?  

Estaremos encantados de entrar en conversaciones. En todo caso, sean bienvenidas todas las oportunidades para el servicio público universitario.

El proyecto del nuevo ámbito de Montegancedo tiene prevista la construcción de un nuevo acceso a la vía de servicio de la M40 que se ajuste a la actual normativa del Ministerio de Fomento con los máximos requisitos de seguridad vial para alumnos y profesores. La realización de este proyecto supondría una mejora de seguridad en el acceso a la universidad ya que se eliminaría el actual acceso considerado un punto negro. ¿Cuál es su opinión acerca de este proyecto?

Efectivamente lo que hay previsto es una reordenación de los terrenos del Campus de Montegancedo, en donde la UPM cede parte de su terreno para la construcción de una rotonda que supondrá más seguridad para todos, y a cambio algunos terrenos que ya estaban dentro del campus, pero no pertenecían a la UPM, pasan a ser nuestros. Una vez que quede resuelto el importantísimo tema de la seguridad que menciona, veremos cómo queda el resultado con la mirada puesta, como ya he comentado antes, en las oportunidades que nos proporcione estar remodelación para el servicio público universitario.

¿Cómo está afectando a la UPM la pandemia que está asolando a todo el planeta? 

El día a día de nuestros campus es bastante diferente, como no podría ser de otra manera. El teletrabajo se ha convertido en algo extendido, y el número de estudiantes en nuestros centros es aproximadamente un 30% del habitual y de forma rotatoria. En líneas generales, hemos priorizado que los estudiantes de primer curso vengan a las aulas, y en el resto de los cursos se ha combinado más la presencialidad física con la telepresencialidad. Eso sí, el profesor siempre está y estará al lado de sus estudiantes.

En el momento actual, me parece fundamental conocer qué cambios ha traído la COVID-19 a la universidad, y de todos ellos cuáles realmente se van a quedar. Es decir, igual ahora los alumnos se conectan vía teams o zoom para recibir las clases, pero ¿es esto viable en el futuro? 

En el futuro, parte de lo que ha venido se quedará, y otra parte volverá a ser como antes. Es indudable el valor añadido que da la presencialidad en la docencia en Ingeniería, en Arquitectura, en el deporte y en el Diseño de Moda. La presencialidad es, además, nuestra esencia más allá de la necesidad para la formación; hace Universidad, hace comunidad universitaria. El gran reto será definir ese plan de vuelta a la normalidad, que no será como lo que venimos conociendo de antes.  

¿Ha aumentado la demanda de carreras técnicas por parte de las mujeres en los últimos años?

Estamos viendo un periodo de estabilización en este sentido, los datos ni suben ni bajan de forma significativa. El secreto del éxito es que cada uno estudie lo que le gusta, no hay que forzar a nadie a hacer otro tipo de estudios. Pero, lo que sí debemos seguir haciendo, desde la Universidad y desde las Administraciones, es hacer llegar el mensaje a los niños y niñas, desde edades tempranas, de que estas carreras no tienen nada que ver con el género. Las ingenierías son un pilar fundamental social, y hay que ponerlas en valor entre todos. No nos podemos permitir prescindir del 50% del talento de nuestra sociedad. 

¿Cómo ve la relación de la empresa y la universidad? En estos momentos en las universidades convive una generación que ha sufrido dos crisis: la financiera de 2007/2008 y la sanitaria actual. Se dice de ellos que son la generación mejor preparada pero ambas crisis solo han puesto palos en la rueda de la incorporación laboral. ¿Cómo puede la universidad acercar a esos jóvenes al mercado laboral?

A través de titulaciones que le den un valor real en el mercado, y con el marchamo de un plus de reconocimiento internacional de sus títulos; por ello el empeño que tenemos en las acreditaciones internacionales de nuestros títulos UPM. En todo caso además tenemos una generación excepcional, a la que debemos poner en valor. Es una generación más cercana, más involucrada y con altos valores sociales en general. Se deben trabajar estos valores positivos para generar los mejores profesionales.

Uno de los cambios fundamentales que ha traído la pandemia es el papel sostenible que deben ejercer las ciudades. En este sentido, los edificios son uno de los grandes causantes de la contaminación atmosférica. ¿Plantea la universidad una regeneración de sus edificios para hacerlos más sostenibles y resilientes, tal y como demanda la sociedad actual y la normativa europea? 

Desde la UPM hemos realizado un Plan de Sostenibilidad, y estamos muy concienciados con la reducción de la huella de carbono. Este mismo año hemos comenzado un ambicioso programa de transición ecológica. Sin duda, la UPM está totalmente alineada con los ODS, que son objetivo e incentivo en nuestra investigación e innovación, y que con esa experiencia volcamos en la formación de nuestros estudiantes.

¿De qué logro se siente más orgulloso desde que está al frente de la UPM? 

De la UPM, en general, de su cohesión, de su fuerza, de su trabajo, de todas las personas que hacen posible Universidad Politécnica de Madrid desde su puesto de trabajo o desde su mesa en el aula, bibliotecas, laboratorios, etc; de todo nuestro profesorado, investigadores, personal de administración y servicios, estudiantes Nuestra misión es fomentar la actividad y ayudar a poner en valor todo su trabajo porque construye Universidad Politécnica de Madrid.

Si ahora mismo se pudiera sentar con ese profesor que empezaba a impartir clases de física ¿qué le diría? ¿Cambiaría alguna decisión?

La verdad es que estoy muy satisfecho en general. Únicamente le diría que nunca se olvide de seguir agradeciendo y respondiendo con trabajo al servicio de las personas que, desde aquel momento, le fueron dando oportunidades y otorgando confianza para acometer nuevos retos, comenzando por aquellos que lo hicieron entonces, en aquellos tiempos iniciales. 

Decía Alan Turing que “solo podemos ver poco del futuro, pero lo suficiente para darnos cuenta de que hay mucho que hacer”. No sé si conocía esta cita, pero es un claro ejemplo de su forma de trabajar.

Creo, sinceramente, que desde la UPM vemos mucho futuro, pero un futuro que efectivamente tiene mucho trabajo por delante. Conozco la vida de Alan Turing, su legado, un gran personaje histórico y padre de la Inteligencia Artificial. La igualdad de género y la diversidad deben formar parte de nuestras políticas para la sociedad, sin duda.