La Consejería de Sanidad apela "a la responsabilidad de la ciudadanía" durante la Semana Santa

La Consejería de Sanidad apela

El viceconsejero de salud Pública y Plan COVID-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, ha apelado este viernes "a la responsabilidad de la ciudadanía" durante la Semana Santa para que cumplan las normas sanitarias contra el coronavirus y evitar así repuntes en los contagios.

Zapatero ha admitido que ya hay una "leve tendencia al alza" de la incidencia acumulada, que se sitúa ahora en 235 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, la más alta de entre todas las regiones de España, sólo superada por las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

No obstante, los demás indicadores confirman que Madrid está "en un momento de estabilización".

Aún así, la Consejería de Sanidad contempla que las festividades de Semana Santa, unidas a un cierre perimetral impuesto por el Gobierno y del que Madrid discrepa "por motivos puramente técnicos", traigan consigo un incremento de los contagios.

Pese a ello, Zapatero ha dicho que "la situación no debe parecerse en nada a la tercera ola", ya que en este caso "la repercusión sobre el sistema" hospitalario sería en principio "mucho más llevadera".

Ello se debe al avance de la vacunación, gracias al cual ahora mismo "no hay casos" en las residencias de ancianos, y que se refleja en el descenso de la edad media de los pacientes ingresados, que era de 66 años en enero y ha caído a 59.

"Si hay que tomar nuevas medidas para controlar la propagación, lo haremos", ha asegurado Zapatero, quien ha añadido que Madrid seguirá apostando por su estrategia de medidas "quirúrgicas" que actúen "directamente sobre los principales focos de transmisión".

No descarta intervenir, incluso, en el ámbito de la hostelería, siempre que se "objetivase" que en ese ámbito hubiese un mayor número de contagios o de brotes.

Ha aprovechado además para reclamar a las fuerzas de seguridad, y en concreto a la Delegación del Gobierno, que "contribuyan a que se cumplan" las normas sanitarias.

En cuanto a los avances en la vacunación, Zapatero ha destacado que se han administrado en Madrid "más de 960.000 vacunas", y que el 4,2 % de la población de Madrid ya tiene las dos dosis puestas.

Entre los mayores de 80 años, 200.000 han recibido la primera dosis y 75.000 están ya completamente inmunizados.

Y también se han administrados 83.000 vacunas a docentes y 11.000 a grandes dependientes de grado 3.

"Madrid está preparada para administrar medio millón de vacunas a la semana o incluso más", ha subrayado Zapatero, quien ha lamentado "el tiempo perdido" por el parón en la inoculación de la vacuna de AstraZeneca, suspendida el pasado día 15 por episodios trombóticos.

Preguntada por las reticencias que esta cuestión haya podido despertar, la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, ha comentado que la ratio de confirmación de citas de vacunación es "muy alta" y que, si bien "hay un sector que parece que está solicitando cambios de fecha", no hay un porcentaje significativo "que rechace realmente la vacuna".

Por otro lado, Zapatero ha revelado que la incidencia de la variante británica está ya "en torno al 75 %" del total de contagios en la región, porcentaje que, por ejemplo, se eleva hasta el 85 % en el hospital de Alcalá de Henares.