Unos 20.000 trabajadores esenciales reciben la vacuna de AstraZeneca en el Isabel Zendal y el Wanda Metropolitano

Unos 20.000 trabajadores esenciales reciben la vacuna de AstraZeneca en el Isabel Zendal y el Wanda Metropolitano

Unos 20.000 trabajadores esenciales, como docentes y efectivos de seguridad y emergencias, recibirán este miércoles la vacuna de AstraZeneca en el Hospital Isabel Zendal y el estadio Wanda Metropolitano.

Así, a partir de este miércoles la Comunidad de Madrid reanudará la vacunación con AstraZeneca de los grupos prioritarios 3 (otros sanitarios) y 6 (colectivos en activo con una función esencial para la sociedad), que se amplía hasta los 65 años.

Según han indicado fuentes de la Consejería de Sanidad, casi 20.000 docentes, policías locales, protección civil y bomberos recibirán la inyección este miércoles en el Hospital Enfermera Isabel Zendal y el estadio Wanda Metropolitano.

El grupo 3 incluye a personal sanitario y sociosanitario no vacunado con anterioridad, como el de servicios de inspección sanitaria, medicina legal y forense, consultas médicas privadas, servicios de ayuda a domicilio, centros de menores y centros de día o equivalentes, así como estudiantes sanitarios y sociosanitarios que realicen prácticas clínicas.

También figura en este grupo personal de odontología, higiene dental, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, personal de oficinas de farmacia, protésicos dentales, logopedas y personal de psicología clínica, así como trabajadores de instituciones penitenciarias (IIPP).

El grupo 6 incluye a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, Emergencias y Fuerzas Armadas, y también a docentes y otros profesionales que atienden al alumnado.

La Comunidad de Madrid pidió en reiteradas ocasiones al Ministerio de Sanidad la autorización de la administración de la vacuna de AstraZeneca a mayores de 55 años, lo que finalmente fue aprobado este lunes en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de salud (CISNS).

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, apelaba al ejemplo de países "como Francia, Alemania o Italia" donde administran esta vacuna a personas mayores de 55 años "e incluso, amplían esta edad más allá de los 65 años".

Escudero esgrimía que administrar la vacuna AstraZeneca a personas mayores de 55 años permitiría que "las dosis que se están utilizando para vacunar a grupos esenciales, como docentes o Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, abarquen, como mínimo, toda la edad laboral".