Los vecinos de Madrid con discapacidad intelectual podrán solicitar las ayudas del plan Adapta 2021

Los vecinos de Madrid con discapacidad intelectual podrán solicitar las ayudas del plan Adapta 2021

La Junta de Gobierno de la ciudad de Madrid ha aprobado este jueves la nueva convocatoria del Plan Adapta que, por segundo año consecutivo, pone en marcha una línea de ayudas para aquellos vecinos de Madrid con movilidad reducida o discapacidad sensorial que necesiten realizar obras en sus casas para mejorar su calidad de vida.

Como novedad, la convocatoria de 2021 permitirá también a personas con discapacidad intelectual solicitar estas ayudas. El plazo de solicitudes comenzará en el mes de abril, cuando se publique en los boletines oficiales del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid y tendrá una duración de tres meses.

1x1

Tal y como ha desgranado la portavoz del Gobierno municipal, Inmaculada Sanz, los objetivos de este plan, dotado con tres millones de euros, son la eliminación de barreras arquitectónicas, la mejora de la autonomía dentro de la vivienda, una mayor facilidad en la movilidad interior y un aumento de la seguridad en el entorno doméstico.

El área delegada de Vivienda puso en marcha en 2020 esta línea de ayudas después de analizar que el coste de la vida diaria para una persona con discapacidad supone un 20 por ciento más que para una persona sin discapacidad.

El Plan Adapta 2021 subvencionará actuaciones tan distintas como la adaptación de cuartos de baño y cocinas; la adecuación de puertas, pasillos y pavimentos; la modificación en la compartimentación de espacios; la colocación de grúas de techo; la instalación de dispositivos fijos mecánicos; la instalación de domótica, control de entorno y hogar digital o la instalación de sistemas de aviso y señalización visuales, sonoros y táctiles.

Al incluir este año a solicitantes con discapacidad intelectual, el listado de actuaciones subvencionables suma aislamientos acústicos en el interior de las viviendas, avisadores acústicos de emergencias y otras medidas orientadas principalmente a garantizar la seguridad en sus viviendas como puertas con cerradura de doble apertura, modificación de espacios para instalar sistemas de estimulación o atención temprana, electrodomésticos compatibles con sistemas de domótica.

El plan está dirigido a residentes en la capital con una discapacidad igual o superior al 33 % que incluya un grado de movilidad reducida positivo o de carácter sensorial y a residentes con discapacidad visual igual o superior al 65 %.