La Comunidad de Madrid emite deuda pública por 1.000 millones de euros

La Comunidad de Madrid emite deuda pública por 1.000 millones de euros

La Comunidad de Madrid ha realizado una nueva emisión pública sostenible de bonos a diez años con la que ha conseguido colocar 1.000 millones de euros.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, ha señalado que Madrid ha sido la primera región que ha acudido a los mercados financieros en 2021 y lo ha hecho "con un éxito rotundo".

"Hemos colocado 1.000 millones de euros a diez años en las mejores condiciones de nuestra historia gracias a una demanda que triplicó lo que solicitamos, y somos la región con menor endeudamiento de todas las del régimen fiscal común", ha indicado Díaz Ayuso, quien ha subrayado que las cuentas del Gobierno Regional "están saneadas, incluso en un año tan difícil como 2020".

Esta operación paga un cupón del 0,42 por ciento, equivalente a un diferencial respecto a la referencia del Tesoro al mismo plazo de 12 puntos básicos, el más estrecho conseguido hasta la fecha en una emisión pública por parte de la Comunidad a este plazo, ha precisado en una nota el Gobierno regional.

De esta manera, Madrid es la primera comunidad autónoma en salir a los mercados en 2021, tras recibir autorización por parte del Gobierno central para emitir deuda pública y formalizar préstamos a largo plazo, con el objetivo de financiar las amortizaciones de la Administración General y de los entes dependientes.

Esta operación se sitúa dentro Marco de Financiación Sostenible de la Comunidad de Madrid, por lo que los fondos obtenidos permitirán financiar proyectos medioambientales y sociales.

Teniendo en cuenta la distribución geográfica, el 75 por ciento de los bonos se han colocado entre inversores extranjeros, destacando Alemania y Austria con un 24 por ciento; Francia con un 16 por ciento; Italia con un 12 por ciento, y Reino Unido, Benelux y Escandinavia con un 5 por ciento cada uno.

Por tipo de inversor, destaca la demanda registrada por las gestoras de fondos con un 44 por ciento del volumen total, seguidos por los bancos con un 37 por ciento y aseguradoras y fondos de pensiones con un 12 por ciento. Además, el 69 por ciento se ha distribuido con criterios de inversión medioambientales y sociales.