fbpx

España paraliza por prudencia durante 15 días la vacunación con AstraZeneca

España paraliza por prudencia durante 15 días la vacunación con AstraZeneca

España ha suspendido "por prudencia" durante 15 días la vacunación con AstraZeneca a la espera de que la Agencia Europea del Medicamento concluya si es la causa de una treintena de casos de trombosis en la UE, algunos desconocidos hasta ahora, de los cuales uno se ha registrado en nuestro país.

La decisión se la ha trasladado a las comunidades la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en una reunión extraordinaria que ha convocado del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de salud (CISNS).

Hasta el viernes, la propia EMA y otras agencias reguladoras europeas, entre ellas la española -la AEMPS- habían considerado que la inmunización con el fármaco desarrollado por la Universidad de Oxford debía seguir adelante con normalidad porque no hay evidencia de que hubiera causado varias decenas de episodios trombóticos en varios países.

Pero, tal y como ha apuntado Darias en la rueda de prensa posterior al CISNS, durante el fin de semana se notificaron varios casos de trombos que "se salían del patrón" de los detectados hasta ese momento, tres de ellos en Noruega, cuatro en Alemania y uno en nuestro país.

Las alarmas se han acrecentado este mismo lunes cuando Alemania ha informado de otros dos y Noruega de un último, once trombos "desconocidos" en total.

Ninguno de esos casos "ocurren de forma natural en la población general", ha destacado la directora de la Agencia Española del Medicamento, María Jesús Lamas.

Se trata de episodios de trombosis venosa cerebral (concretamente, trombosis de senos venosos cerebrales), que tienen la particularidad de ir asociados a una disminución del número de plaquetas en sangre, lo que sugeriría una activación anormal del sistema de la coagulación que daría como resultado esa obstrucción de las venas cerebrales.

Tampoco están asociados a un único lote, con lo que, movido por el principio de prudencia, el Ministerio de Sanidad ha optado por paralizar la vacunación durante las dos próximas semanas hasta que el Comité de Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia (PRAC) de la Agencia Europea del Medicamento analice estos casos en profundidad.

La ministra Darias ha querido, no obstante, insistir en la necesidad de mantener la "calma" y "tranquilidad": en España han recibido el preparado de AstraZeneca 939.534 personas, y la persona que ha sufrido el trombo cerebral en nuestro país está recuperándose.

De lo que decida el PRAC dependerá la administración de la segunda dosis, cuya pauta marca un intervalo de entre 10 y 12 semanas, por lo que "hay margen".

La decisión va a estar condicionada a lo que diga la EMA, y también afectaría al cumplimiento del objetivo de haber vacunado al 70 % de la población a finales de verano. "Hay que esperar", ha insistido Darias.

En ese mensaje de tranquilidad ha abundado Lamas, porque es "altamente improbable", ha dicho, que las personas que han sido vacunadas con AstraZeneca desarrollen un trombo, y lo que pueden esperar es "tener una protección frente la covid por encima de cualquier otra cosa".

Pero, eso sí, hace falta tiempo para descartar la asociación causal en los casos de las trombosis, cuyos síntomas aparecen entre los 3 y los 14 días posteriores al pinchazo y se caracterizan por un dolor de cabeza muy intenso e inusual que no cede con analgésicos, que empeora al tumbarse, que se acompaña de alteraciones visuales, vómitos, sangrados y otro tipo de manifestaciones neurológicas.

Poco antes de que España anunciara la suspensión, con lo que se alineaba con el resto de países europeos que han tomado la misma senda, los últimos Francia, Alemania e Italia, AstraZeneca también pedía tranquilidad porque asegura que no hay "ninguna evidencia" de la relación de su vacuna con un aumento del riesgo de episodios trombóticos, "en ningún grupo de edad definido, sexo, lote o en ningún país concreto".

No en vano, en las últimas semanas han surgido ciertas reticencias hacia el fármaco, agravados por los sucesivos incumplimientos del contrato de compra anticipada con la UE.

AstraZeneca España ha emitido un comunicado en el que indica que, hasta ahora, en la UE y el Reino Unido se han notificado 15 casos de Trombosis Venosa Profunda y 22 de embolia pulmonar entre las más de 17 millones de personas que han se han vacunado hasta el 8 de marzo; no aludía así a los casos de este fin de semana.

Esa cifra "es muy inferior a la que se esperaría que ocurriera de forma natural en una población general de este tamaño y es similar a la de otras vacunas autorizadas frente a la COVID-19", subraya el laboratorio, que hará publico su informe mensual de seguridad en la página web de la Agencia Europea del Medicamento la próxima semana.

Ante este nuevo revés al preparado de AstraZeneca, Darias ha recordado que existen más vacunas: Pfizer y Moderna, que ya se están administrando, y Janssen, que llegará en abril.

Desde el viernes hasta el domingo España ha sumado la cifra récord de 292.128 dosis inoculadas en fin de semana, de manera que el total administrado asciende a 5.644.895 sueros, el 84,8 % de los que se han recibido.

Más de 110.400 personas se suman al cómputo de inmunizados tras haber recibido la segunda dosis de Pfizer-BioNTech y Moderna estos días, lo que hace que el número de inmunizados con la pauta vacunal completa ascienda a 1.693.674, el 3,6 % de la población.

Algo más de 2,2 millones de personas han recibido la primera dosis de alguna de las tres vacunas, es decir en torno al 4,8 % de la población.

Con todas las miradas puestas en la vacunación, Sanidad ha comunicado este lunes un nuevo descenso de la incidencia acumulada que se sitúa en 128,97, y confirma la ralentización de la bajada de la tercera ola, en una jornada en la que ha informado de 11.358 nuevos contagios desde el viernes y 166 muertes.

La presión en las UCI es del 21,04 % de camas ocupadas, con 2.112 enfermos de coronavirus ingresados en ellas, y el número total de hospitalizados por la enfermedad es de 8.682.

Al respecto, el directo del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, Fernando Simón, ha dicho que la situación se ha "estabilizado" en todos los territorios con "algunas variaciones en la incidencia", si bien el objetivo pasa por "controlar la transmisión para evitar esa cuarta ola o retrasarla".

Lo que sí se ha cumplido son los pronósticos que hace semanas vaticinó el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias sobre la circulación de la variante británica porque sigue expandiéndose por España. Ya está presente en todas las comunidades y en algunas supone ya el 90 por ciento de los casos.