El Pleno de Móstoles reprueba al PP por "ocultar" el positivo de un edil

El Pleno de Móstoles reprueba al PP por "ocultar" el positivo de un edil

El Ayuntamiento de Móstoles ha aprobado este lunes en un Pleno extraordinario la reprobación del PP y de su portavoz, Mirina Cortés, por haber "ocultado" al resto de la Corporación municipal el positivo de uno de sus concejales, Eduardo de Santiago, quien se encuentra todavía hospitalizado.

La propuesta, que ha salido adelante con el apoyo de PSOE, Podemos, Ciudadanos y Más Madrid y el voto en contra de PP y Vox, acusa al grupo popular y a su portavoz de una conducta "irresponsable, insolidaria y egoísta" al no comunicar inmediatamente el contagio de uno de los miembros de su grupo.

La moción, impulsada por el Gobierno municipal, formado por PSOE y Podemos, insiste en que el PP ocultó su situación sanitaria "al resto de la Corporación municipal, ciudadanos, y trabajadores del Ayuntamiento al menos hasta el día 3 de marzo" cuando "ya había dado positivo en COVID-19 el día 26 de febrero".

"Como mínimo, puso en peligro la salud de los demás concejales, trabajadores y funcionarios de la Corporación que acudiendo al Pleno el día 25 de febrero, porque además había ocultado que estuvo en contacto directo con un positivo al menos desde el día 22 de febrero y a pesar de ello no guardó las medidas de cuarentena obligatorias", añade la moción.

Pese a que en un primer momento la reprobación también se dirigía contra el propio De Santiago, los grupos han introducido finalmente una enmienda a la moción para evitar pronunciarse, de momento, sobre la reprobación de este edil al encontrarse aún convaleciente de la covid-19.

"El PP insiste en saltarse las normas y poner sus interés por encima de la salud de sus vecinos y esto es reprobable. El grupo del PP ha incurrido posiblemente en un atentado contra la salud pública", ha señalado el portavoz del PSOE, Alex Martín, reprochando la "imprudencia" de su homóloga del PP.

También desde Podemos y Más Madrid Ganar Móstoles han apoyado la propuesta, que incide en que, como mínimo, los concejales del PP "deberían haber hecho un examen de conciencia y pedir disculpas públicas en su propio nombre y en nombre del Partido Popular de Móstoles".

Desde Ciudadanos, que habían solicitado a la alcaldesa, Noelia Posse (PSOE), que se excluyera de la reprobación al edil contagiado, aún convaleciente, para que éste pudiera defenderse, también han lamentado que el PP no haya aprovechado el Pleno para "pedir perdón" y reconocer "que se habían equivocado".

De hecho, desde el PP, que solo ha contado con el respaldo de Vox, han decidido abandonar, minutos después de comenzar, el Pleno extraordinario que iba a debatir la reprobación de su portavoz y su grupo asegurando que las acusaciones "se sustentan en un sinfín de falsedades".

"Las acusaciones que se recogen tanto en el texto de la moción como en la documentación que se incluye en el expediente, además de falsas son de tal gravedad que la respuesta a todas ellas solo cabe en los tribunales", han señalado desde el PP en un comunicado, emitido instantes después de abandonar el Pleno.

"Una vez más trasladamos a los vecinos que los concejales del PP hemos actuado en todo momento con responsabilidad y dando cumplimiento a las normas sanitarias, y la prueba es que a día de hoy y transcurridos más de 15 días del positivo de nuestro compañero, ninguno ha desarrollado la enfermedad", han añadido.

Además, insisten en que ninguno de ellos fueron "calificados como contacto estrecho por ningún profesional sanitario" y por tanto, ninguno de ellos "puso en riesgo la salud de ningún vecino, trabajador o compañero".