La Guardia Civil desmantela un punto de venta de estupefacientes en un domicilio de Boadilla del Monte

La Guardia Civil desmantela un punto de venta de estupefacientes en un domicilio de Boadilla del Monte

Agentes de la Guardia Civil del Puesto Principal de Boadilla del Monte han desmantelado un punto de venta y distribución de sustancias estupefacientes situado en un domicilio de la localidad y han detenido a hombre español de 32 años por un delito contra la salud pública por tráfico de drogas.

La investigación se inició a finales del pasado año, después de que los agentes recibieran numerosas quejas de vecinos de Boadilla del Monte sobre una vivienda del municipio, según recoge el cuerpo en un comunicado.

Los vecinos aseguraron que existía un importante trasiego de personas en las inmediaciones de la misma y que ocasionaban numerosos ruidos y molestias.

Así, los agentes comprobaron que existía una alta afluencia de personas y vehículos en torno a este domicilio en diferentes tramos horarios y en diversos días de la semana. También observaron que permanecían en las inmediaciones de la vivienda pocos minutos, por lo que sospecharon que desde la misma se pudiera estar distribuyendo algún tipo de sustancia estupefaciente.

En el avance de la investigación comprobaron que en la mayoría de los casos las personas que acudían introducían previamente dinero en el buzón de la vivienda, para después hacerse con la dosis que el vendedor había dejado con anterioridad oculta en diferentes lugares cercanos a la misma, como la parte superior del buzón, ruedas de vehículos aparcados en las inmediaciones y zonas próximas al domicilio que el vendedor tuviera visibles desde su vivienda.

Asimismo, observaron como el detenido arrojaba las dosis desde el interior del domicilio y se constató como a veces salía él mismo a hacer la entrega.

Durante la investigación se tramitaron varias denuncias administrativas a personas que salían de la calle donde se encuentra la vivienda por posesión de sustancias estupefacientes en la vía pública como marihuana, hachís y cocaína con envoltorios y cortes similares.

Dado el alto volumen de intercambios detectados y la gran afluencia de personas y menores entre los compradores, se procedió a la detención del distribuidor y al registro de la vivienda desde la que distribuía las sustancias, vivienda en la que el detenido residía junto a sus padres.

En el registro de la misma los agentes hallaron una placa de una sustancia vegetal prensada marrón similar al hachís, una sustancia vegetal verdosa similar a marihuana y un polvo blanquecino parecido a la cocaína.

Además se intervinieron tres básculas de precisión, un cuaderno con anotaciones, numerosas matrices de envoltorios utilizados para la distribución y venta de sustancias estupefacientes y dinero en metálico que se encontraba en el buzón de la vivienda.