Villarejo declara ante el juez un día después de salir de prisión

Villarejo declara ante el juez un día después de salir de prisión

Un día después de quedar en libertad tras más de tres años en prisión preventiva, el excomisario José Villarejo acude este jueves a la Audiencia Nacional para declarar por varias piezas en las que está investigado dentro del caso Tándem.

"Sí, por supuesto, voy a declarar", anunció ayer por la tarde ante los medios que se congregaron a la salida de la prisión de Estremera (Madrid), a quienes avanzó: "Verán ustedes que será muy interesante lo que voy a declarar".

Será la primera vez que Villarejo comparezca en libertad ante el juez que le investiga en más de una treintena de piezas y que ayer acordó excarcelarle, a petición de la Fiscalía Anticorrupción, ante la imposibilidad de poder juzgarle antes de noviembre, cuando cumple el límite máximo de 4 años desde que se decretó su prisión preventiva.

En un principio estaba previsto que la declaración se produjese por videoconferencia desde la cárcel, pero, tras su excarcelación, Villarejo acudirá de forma presencial a la Audiencia Nacional, circunstancia que aumenta más aún la expectación ante su comparecencia.

"Lo único que quiero es defenderme", abundó Villarejo a las puertas de la prisión madrileña, donde dejó claro que sigue confiando en la Justicia y afirmó: "Es la única razón por la que me han tenido preso, para que no hablara".

Villarejo está citado hoy por dos piezas, la número 26 y 29 del caso Tándem, por el que fue detenido en noviembre de 2017 y que ha ido creciendo durante estos más de tres años hasta acumular casi una treintena de líneas de investigación sobre los presuntos encargos de espionaje para los que el excomisario era contratado y que cuenta entre sus imputados con ex altos cargos de grandes empresas y bancos como BBVA, Iberdrola, Caixabank o Repsol.

En la 29, una por las que declara hoy, el juez investiga si dos abogados acudieron al excomisario cuando aún trabajaba para la Policía para que rastrease al empresario Joaquín Molpeceres por más de 400.000 euros.