Trabajadores interinos del Ayuntamiento de Getafe exigen que se cumpla el acuerdo de Pleno para paralizar los procesos selectivos

Trabajadores interinos del Ayuntamiento de Getafe exigen que se cumpla el acuerdo de Pleno para paralizar los procesos selectivos

El colectivo de Maestras de Escuelas Infantiles Municipales de Getafe han exigido a la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, que cumpla con los acuerdos aprobados por mayoría en el Pleno del pasado 22 de febrero, en relación a la paralización de los procesos de selección de personal hasta el próximo 30 de mayo, que contó con el único voto en contra del PSOE.

En un comunicado, han señalado que la alcaldesa "decide de manera unilateral continuar con los procesos selectivos que ponen en riesgo puestos de trabajo en fraude de ley".

En este sentido, han recordado que se aprobó la paralización de "todos los procesos selectivos que afecten a plazas públicas actualmente cubiertas por personal público interino de larga duración, tanto laboral como funcionario, como han solicitado las distintas secciones sindicales del Ayuntamiento de Getafe".

Además, en previsión de que se produzca un cambio en el Texto Refundido del Estatuto Básico del Empleado Público (TREBEP) dentro del primer semestre, se aprobó en el Pleno situar en el 30 de junio de 2021 la fecha a partir de la cual se reanudarían los procesos selectivos.

Dentro de este plazo se acordará con la parte social unas bases de consolidación y estabilización, "ajustadas a la legalidad para la totalidad del personal municipal afectado por esta situación".

Los trabajadores temporales del Ayuntamiento de Getafe, que accedieron a sus puestos de trabajo a través de procesos selectivos (exámenes, concurso de méritos) han denunciado "la situación de abuso de temporalidad, en algunos casos hasta 20 años, en el desempeño de sus funciones, siendo más de 300 personas las que se encuentran en esta situación".

En el caso de las maestras de escuelas infantiles municipales de Getafe, "no sólo arriesgan su trabajo, también se pone en peligro la estabilidad de los equipos educativos consolidados y con la experiencia, profesionalidad, calidad y calidez necesarias, que ha hecho que estas escuelas sean una seña de identidad con 50 años de antigüedad en la ciudad".