La Comunidad de Madrid es la región más lectora de España

La Comunidad de Madrid es la región más lectora de España

La Comunidad de Madrid es la región más lectora de España, con un índice de lectura de libros del 77,7%, casi 10 puntos por encima de la media nacional, que alcanza un 68,8%, según se desprende del estudio Hábitos de Lectura y Compra de Libros en el año 2020.

El estudio recoge los datos de 2020 y ha sido presentado este martes por la consejera de cultura y Turismo, Marta Rivera de la Cruz, durante su visita a la Biblioteca Pública Elena Fortún, acompañada por la escritora Espido Freire.

Se trata de un estudio que lleva haciendo el Ejecutivo madrileño desde el año 2004 para contar con datos actualizados sobre los hábitos de lectura de los madrileños, y obtener así información que facilite la formulación y evaluación de políticas y planes de lectura.

La principal novedad que incluye el estudio de 2020 respecto al anterior, de 2018, es incluir un análisis de los lectores en tiempo libre por trimestre, en el que se analiza la lectura y compra de libros en el periodo de confinamiento.

Durante el confinamiento por COVID-19 aumentó la lectura de libros por ocio, ya que entre los meses de abril y junio el número de lectores de libros en su tiempo libre se situó en el 76,9% de la población y el porcentaje de lectores frecuentes (semanales) en el 65,9%. La media anual es del 73%, continuando con la tendencia ascendente de los últimos años.

En palabras de Espido Freire, el confinamiento ha dado lugar al "redescubrimiento de la lectura y del libro como un consuelo constante, como la fórmula no solamente de aprender más sino también de escaparnos, de eso que los niños intuyen tan rápidamente cuando abren un libro y se embarcan en una aventura determinada".

El porcentaje total de lectores de libros se mantiene en cifras similares en los últimos seis años --un 76% en 2016, un 79% en 2018 y el 78% en 2020--, con un ligero descenso respecto al último informe atribuido por la Consejería de Cultura y turismo al descenso de la lectura en el transporte público, también debido a la situación excepcional vivida en 2020.

Por otro lado, ha aumentado el número de lectores frecuentes (al menos una vez a la semana), que en los últimos diez años se ha incrementado en cinco puntos, pasando de un 58,3% en 2010 al 63,3% en 2020.

"Son cifras que tienen que alentarnos y que tienen que recordarnos la importancia de las librerías y de las bibliotecas. Las bibliotecas son el mejor ejemplo de lo que es la cultura libre y gratuita, que evidentemente tiene que existir, y las librerías nos suelen recordar que el libro es también una industria, una industria que hay que cuidar, una industria que hay que mimar y una industria que también en Madrid se sigue consolidando", ha señalado la consejera.

En cuanto a la compra de libros, un 70,6% de la población madrileña ha comprado alguno durante 2020. En este sentido, se observa también un ligero descenso, ya que en 2018 un 74% de los madrileños lo hicieron.

El 61,7% los ha comprado de manera presencial, y el 38,3% a través de internet, un dato que ha crecido considerablamente respecto al estudio anterior, ya que en 2018 era del 19,1%.

Según la Consejería de Cultura y Turismo, este dato también refleja la inusual situación sufrida en 2020, que llevó al cierre de los establecimientos y al aumento generalizado de la venta online.

Por otra parte, el 35,6% de la población madrileña lee libros en formato digital, menos que en 2018, cuando ese porcentaje alcanzó el 39,3%. Sin embargo, aumenta el porcentaje de quienes leen periódicos en soporte digital, llegando a un 63,3%, y también crece el uso de webs, blogs y foros y redes sociales.

La pandemia también ha consolidado los hogares como lugar en donde practicar esta actividad para un 96,6% de los lectores, a mucha distancia del segundo puesto, que lo sigue ocupando el transporte público, con un 25,2%.

Por otro lado, el estudio destaca que los libros se han convertido en la primera opción de lectura para los madrileños (77,7%), seguido de los periódicos, que tradicionalmente habían ocupado este puesto (75,5%). La media se sitúa en 12,1 libros al año, es decir, aproximadamente un libro al mes, y de 10,5 horas semanales.

En el caso de las revistas el porcentaje ha descendido significativamente respecto a años anteriores, pasando del 38,2% en 2018 al 25,2% en 2020, aunque crece el índice de lectores digitales hasta el 85,4% (periódicos, revistas, webs, redes sociales, etc.).

Destaca la igualdad por sexos en los porcentajes de cualquier tipo de lectura, el 98,5% entre hombres y el 95,9% entre mujeres. No obstante, los hombres leen principalmente por motivos profesionales y de estudios, mientras que las mujeres prefieren hacerlo en su tiempo libre.

En lo que se refiere a las preferencias literarias del público infantil (de 10 a 13 años), el estudio arroja que el 89,4% de los menores, de entre 10 y 13 años, leen libros por ocio. Esta cifra sube al 96% en las niñas.

Aproximadamente la mitad son lectores en soporte digital (47,7%). Por sexo, las niñas tienden a leer más en formato digital.

Más de la mitad de los jóvenes, concretamente un 69,6% de los que tienen entre 12 a 17 años, y un 82,6% de entre 18 y a 25 años, leen en una lengua diferente al castellano, mayoritariamente en inglés.

La lectura en otros idiomas se sitúa en un 42,1%, cifra similar a la observada en 2018 (43,5%). El principal idioma en estos casos es el inglés. Un 37,5% de los madrileños lee libros en inglés frente al 36% de 2018.

Tanto la edad como la formación son factores determinantes a la hora de elegir los otros idiomas. Los madrileños que han recibido formación bilingüe, los que tienen estudios universitarios superiores y los más jóvenes son los que eligen este tipo de lecturas.

Del estudio Hábitos de Lectura y Compra de Libros en el año 2020 se desprende que el 26,9% de los madrileños son socios de una biblioteca.

Aunque ha descendido el número de visitantes y la frecuencia de las visitas debido a la situación generada por la pandemia, a su vez se ha producido un importante ascenso en el porcentaje de usuarios que aseguran haber recurrido al servicio de préstamo en el último año, un 76,6% 2020, frente al 55,6% de 2018. Además, destaca que un 72,2% otorga una puntuación de 8 o más a los servicios bibliotecarios regionales.

Las bibliotecas públicas que gestiona la Comunidad de Madrid celebran más de 5.000 actividades y cuentan con más de dos millones de ejemplares en sus fondos bibliográficos para préstamo. Más de 500.000 usuarios activos disfrutan de servicios como bebetecas --bibliotecas infantiles--, comictecas y actividades de inclusión social a través de la lectura.

También se trabaja para que las bibliotecas de la Red regional sean accesibles y sostenibles. Asimismo, el Gobierno Regional acerca gratuitamente libros mediante otras tres fórmulas: telebiblioteca, bibliobuses y bibliometro.