Madrid Actual

La pandemia de la COVID-19 en España: El Brote, Casos y Muertes

Redacción - Lunes, 08 Febrero 2021 12:33
Archivado en:
La pandemia de la COVID-19 en España: El Brote, Casos y Muertes

Al mundo entero le pilló por sorpresa a principios del año pasado el brote de un nuevo coronavirus llamado SARS-CoV-2, que causa complicaciones que van desde la insuficiencia respiratoria, sepsis y shock séptico, tromboembolismo, fallo multiorgánica y/o la muerte. Oficialmente, China fue el epicentro, pero al poco tiempo España se convirtió en uno de los países más afectados del planeta por la pandemia.

El Ministerio de Sanidad español ha informado de que hay un total de 1.982.544 casos de COVID-19 a fecha 7 de enero y 51.430 fallecidos. Hasta el momento, Madrid y Cataluña son las comunidades más afectadas en España, con 408.040 y 367.906 infecciones, respectivamente. Le siguen Andalucía (269.693), Comunidad Valenciana (155.822) y Castilla y León (135.366).

La pandemia de la COVID-19 ha paralizado al mundo entero por creando una de las peores crisis de los últimos cien años, después de que sectores como la educación, producción y negocios hayan estado en forzado a un limbo, mientras que el sanitario así como el funerario ha estado saturado a niveles sin precedentes en la historia reciente.

Las funerarias han tenido que trabajar las 24 horas del día para hacer frente a la gran demanda, listas de espera en tanatorios y entierros son la nueva normalidad, y algunas costumbres funerarias han cambiado por completo o directamente se han borrado. La cremación creció a un máximo histórico en el país y hubo un aumento en la demanda de recuerdos como diamantes a partir de cenizas de los difuntos.

La nueva cepa de la COVID-19 en España

Las autoridades británicas empezaron a avisar a principios de diciembre 2020 del descubrimiento de una cepa del nuevo coronavirus (B117 lineage) que era 70% mucho más transmisible. Posteriormente, dos variantes más del virus, 501.V2 y P681H, también se notificaron en Sudáfrica y Nigeria, respectivamente, y desde entonces las tres variantes se han extendido a al menos 31 países, incluida España. Esto ha desencadenado una nueva ola de restricciones a nivel nacional, restablecimiento de las horas de toque de queda, cierre de fronteras y suspensión de los viajes aéreos, a pesar de que no hay indicios de que las nuevas cepas sean más graves.

Cabe destacar que Madrid y Andalucía se encuentran entre las primeras comunidades de España en notificar casos de esta nueva variante y todos los casos confirmados habían regresado del Reino Unido. Esto se produjo unos días antes de la llegada de las primeras dosis de la vacuna Pfizer/BioNtech, planteando dudas sobre si dicha vacuna funcionará o no en estas cepas del virus.

Sin embargo, el laboratorio alemán que desarrolló la primera vacuna autorizada junto a Pfizer confía en que su tecnología de ARN mensajero puede desarrollar una vacuna que imite completamente la nueva mutación en un período de seis semanas.

Cómo la industria funeraria en España hace frente a los efectos de la COVID-19

El exceso de muertes como consecuencia de las complicaciones provocadas por la COVID-19 no ha dejado igual a la industria funeraria española. Ha habido una tensión sin precedentes en los recursos funerarios, cambios significativos en las preferencias por los servicios para el final de la vida y, lo que es más importante, un refuerzo del papel de los directores de funerarias como los primeros en responder ante esta tragedia.

Además, hay empresas que han querido ayudar en esta coyuntura tan difícil para que los recursos tecnológicos, algo con lo que no contaban en la epidemia de la gripe española de 1918, puedan ayudar a manejar la pandemia con datos. Por ejemplo, la empresa española atSistemas desarrolló el pasado verano un sistema basado en inteligencia artificial con el fin de prever el impacto del coronavirus en este sector, es decir, anticipar la demanda que van a tener mediante estadísticas para poder ajustarse ante futuros brotes del virus.

Las alternativas personalizadas al entierro, como hacer diamantes a partir de cenizas, también se han convertido en la nueva norma en España. Los diamantes a partir de cenizas son piedras preciosas creadas a partir del contenido de carbono que se encuentra en las cenizas de cremación o el cabello de seres humanos y de las mascotas que han perecido.

Los diamantes son la sustancia natural más dura de la tierra, que es donde se origina la idea para hacer los diamantes a partir de cenizas. Su ser querido fallecido se convierte en una piedra preciosa eterna que puede pasar de una generación a otra dentro de la familia.

El proceso técnico para crear diamantes a partir de cenizas de fallecidos

Gracias a la tecnología HPHT y CVD, los científicos pueden crear diamantes a partir de cenizas de seres humanos o mascotas en un período de 3 a 9 meses. El primer paso en este proceso es analizar las cenizas o el cabello para determinar si contienen el suficiente carbono para crear un diamante a partir de cenizas. Se requieren al menos 200 gramos de ceniza o 10 gramos de cabello.

En el siguiente paso, se aplica un disolvente para eliminar todos los productos químicos inestables del material. Las cenizas se pulverizan para obtener nanopolvo que se aísla con una máquina centrifugadora especial de alta velocidad. Tras extraer y conservar el carbón, pasa por una fase de purificación para eliminar las impurezas volátiles. Para lograr una pureza de carbono del 99,99%, el material se coloca en un entorno químico húmedo para así eliminar los metales pesados ​​y, si no se logra este nivel de pureza, se realizan otros procedimientos para eliminar cualquier otra impureza.

En las últimas etapas, el carbono se convierte en grafito en forma de cilindro, se envuelve en materiales protectores y luego se coloca en una máquina de síntesis donde se transforma en un diamante a partir de cenizas. Dependiendo de las características deseadas, el diamante resultante de las cenizas se corta, se pule y se coloca en un marco de joyería.

En concreto, el color de su diamante a partir de cenizas depende de los elementos presentes durante la cristalización. Los diamantes ámbar obtienen su color del nitrógeno, los diamantes azules lo obtienen su tono del boro y los incoloros son el resultado de la eliminación tanto del nitrógeno como del boro.

Más de un millón de personas perdieron su trabajo en España como resultado directo de la pandemia. Amigos y familiares fueron separados por los cierres y las restricciones a nivel nacional, sin mencionar a los que perdieron a sus seres queridos por el virus. No es de extrañar que los diamantes a partir de cenizas o el pelo hayan crecido en popularidad como recuerdos. En esencia, un pequeño trozo de tu ser querido se queda contigo dondequiera que vayas.