España continúa la tendencia descendente pero la presión en las UCI no baja

España continúa la tendencia descendente pero la presión en las UCI no baja

La situación del covid en España sigue siendo "muy mala y muy delicada". Lo dice Sanidad, que ha confirmado que sigue bajando la incidencia del coronavirus pero no la presión en las UCI ni los fallecidos y ha alertado de que muchos hospitales ya no tienen capacidad para dar servicio.

Con una incidencia acumulada a 14 días por debajo de los 800 casos (783 por cada cien mil habitantes), 32 puntos menos que ayer, Sanidad ha advertido de que el descenso en el número de fallecidos diarios no se verá hasta que se supere el pico de ocupación en las UCI. Entonces se comenzará a ver el descenso.

Ese jueves, Sanidad ha informado de 432 muertes más, lo que eleva la cifra de fallecidos a 60.902, de los cuáles 1.883 se han registrado en los últimos siete días.

Y estos datos se conocen a unas horas de que Sanidad decida si recomienda la vacuna AstraZeneca a los mayores de 65 años. En caso de que no lo haga, el Ministerio no ve necesario reajustar el calendario de vacunación.

Castilla y León prevé alcanzar el tope de ingresos el 12 de febrero, lo que ha llevado a la Comunidad a iniciar conversaciones con los responsables sanitarios de las comunidades limítrofes de Cantabria, País Vasco y Madrid para saber si en una situación de extrema necesidad pueden acoger pacientes.

Ante esa solicitud, desde la Comunidad de Madrid, su presidenta Isabel Díaz Ayuso ha ofrecido "a toda España" el hospital de Emergencias Isabel Zendal en el caso de que necesiten ayuda sanitaria.

A nivel estatal, la ocupación de las UCI se mantiene cercana al 45 por ciento y al menos cinco comunidades tienen una ocupación superior al 50 por ciento (La Rioja, Comunidad Valenciana, Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla y León), lo que implica que muchos hospitales, según Sanidad, "no tienen capacidad de dar el servicio habitual y se tienen que reprogramar para dedicarse exclusivamente al tratamiento de covid.

A nivel de hospitalización general hay un descenso, actualmente la ocupación es del 22,8 por ciento, por lo que Sanidad estima que aquí ya hubo un pico que no se verá en las UCI hasta la semana que viene y según en qué comunidades.

En esa variabilidad destaca Cataluña que, por primera vez desde el 3 de diciembre, ha comenzado a bajar los pacientes ingresados en cuidados intensivos, aunque siguen creciendo los fallecidos, 86 más en 24 horas.

Precisamente el hospital madrileño Isabel Zendal ha sido hoy objeto de polémica después de trascender que la directora gerente del hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, Dolores Rubio, sugirió retirar los teléfonos móviles a los pacientes para evitar reticencias en los traslados al hospital Zendal.

En la grabación, difundida por la cadena Ser, la directora gerente proponía a su equipo impedir los contactos entre pacientes y familiares para evitar negativas al traslado.

Tras conocerse este audio, la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, pidió el cese de la gerente, al igual que el vicepresidente de Madrid, Ignacio Aguado (Cs).

Finalmente, la Consejería de Sanidad ha informado de que no cesará a la gerente porque fue grabada en una conversación privada.

Algunas comunidades han decidido relajar las restricciones. Es el caso de Cataluña que lo hace a diez días de las elecciones.

A partir del lunes, Cataluña pasará al confinamiento comarcal pero además se ampliará una hora las franjas de apertura de la restauración.

El Plan de Emergencias de Protección Civil y el Departamento de salud han acordado unas "mínimas correcciones" para "minimizar el daño".

También se reabren los gimnasios, las librerías y se autoriza la práctica de competiciones deportivas que dan acceso a ligas estatales.

En la Comunidad de Madrid, este fin de semana se amplía de cuatro a seis el número de comensales en las mesas de terrazas, al entender que son espacios "seguros".

Sin embargo, será una obligación tener las mascarillas puestas en el interior de los establecimientos salvo para comer o beber, algo que antes ya estaba regulado, pero se ha querido precisar.

Extremadura también ha decidido ampliar el horario del comercio tras constatar una mejora en la incidencia aunque mantiene el cierre perimetral de los municipios.

Es el caso de Euskadi que pese a detectar cierto alivio en la presión hospitalaria, sigue con cierres perimetrales y 89 municipios en zona roja, es decir que superan los 500 casos por 100.000 habitantes, y mantiene cerrada la hostelería.

También en la Comunidad Valenciana, las dieciséis ciudades con más de 50.000 habitantes viven este fin de semana su segundo cierre perimetral, entre las 15:00 horas de mañana viernes y las 6:00 horas de la madrugada del lunes.

Esta restricción, que entró en vigor la semana pasada, se aplicará tres fines de semana por lo que estará vigente hasta el 15 de febrero.

Este jueves, Aragón ha publicado el decreto por el que se prorroga durante un mes en toda la comunidad las medidas restrictivas correspondientes al nivel de alerta 3 agravado.

Este nivel establece el cierre de todas las actividades no esenciales a las 20:00 horas excepto en viernes, sábado y domingo, que deben de cerrar a las 18:00 horas.

No obstante, se levanta el confinamiento perimetral de Tarazona (Zaragoza).

El efecto de las vacunas ya se ve en las residencias y el número de brotes ha bajado a la mitad en enero, de 140 en la primera semana a 73 en la última.

Sin embargo, en algunas se mantienen. Es el caso de Cantabria, donde la consejería de Sanidad ha detectado siete casos de COVID-19 en la residencia de Los Robles de Mortera (Piélagos).

Otra residencia de mayores, esta vez en Villahermosa (Ciudad Real), ha registrado un brote de 37 positivos, después de que residentes y trabajadores recibieran la segunda dosis de la vacuna.