fbpx

Carlos Latre: "Ahora, más que nunca, hay que hacer reír"

Carlos Latre: "Ahora, más que nunca, hay que hacer reír"

Después de cinco años de ausencia en el teatro, el humorista Carlos Latre regresa con un espectáculo cargado de humor, "One Man Show", en el que imita a más de cien personajes con un objetivo claro, hacer reír al público.

"Ahora, más que nunca, hay que hacer reír", ha afirmado convencido, en una entrevista, Carlos Latre, colaborador habitual de "El Hormiguero" y jurado de "Tu cara me suena".

El humorista da un repaso a la actualidad política y social, rescatando personajes de siempre en situaciones nuevas, además de incorporar imitaciones de políticos y personajes populares, en el Teatro Edp Gran Vía de Madrid del 3 al 28 de febrero, donde mantiene algunas funciones a las 20.00 horas., "la propia entrada es un salvoconducto hasta llegar a casa".

Su ausencia en el teatro ha estado motivada por una actividad frenética en televisión y radio. "Yo siempre que he querido estar, pero he estado muy liado, aunque tenía el show en mente", ha dico Latre, quien tenía intención de presentarlo el año pasado aunque la pandemia truncó sus planes.

A pesar de ella ha decidido seguir adelante. "La gente tiene una gran frustración por todo lo que está pasando y haya 10 ó 15 espectadores he decidido salir al escenario", una valentía que le ha resultado muy gratificante.

La respuesta que ha obtenido del público, tras el estreno en Barcelona, ha sido "increíble", un contacto que le ha permitido darse cuenta de la "gratitud" del espectador que "necesita reír".

Aunque ahora es más difícil conseguirlo que nunca, según el humorista, quien ha recordado una frase de Pablo Motos, el director de "El Hormiguero", con la que está de acuerdo: "está más penado un mal chiste que la mentira de un político".

Además, ha recomendado no perder lo que nos identifica como país: "la tolerancia y un gran sentido el humor. "Hemos perdido el sentido común o el sentido del humor. Vivimos en el mundo de los ofendidos", ha añadido Latre, que tampoco se salvó de las críticas en las redes sociales cuando imitó el acento de la ministra María Jesús Montero, aunque ha desvelado que los políticos son los que menos se "enfadan" con sus imitaciones.

"La vicepresidenta me envió un mensaje muy cariñoso, el alcalde de Madrid me pidió que le imitara... Después de veinte años en esto, se ve que hay buen hacer sin mala intención".

Latre es garantía de carcajada, con un humor blanco que parece que nace de la improvisación, pero detrás del que hay mucho trabajo. Tiene una agilidad mental que desarma y apabulla, fruto del esfuerzo y la dedicación que, según ha explicado "también se entrenan".

"Siempre he sido muy currante, he acostumbrado a mi cerebro a no parar, pase lo que pase", y ha subrayado que no hay demasiados secretos salvo "dedicación y trabajo. Cuando otros descansan y salen a tomar algo, yo sigo ensayando y pensando en qué puedo mejorar".

Se ha confesado "puntilloso", con gusto por el trabajo "exhaustivo", una actitud que le permite improvisar y captar las reacciones del público al momento.

Desborda energía y buen humor algo que achaca a que come bien, duerme bien y hace deporte, además de pensar en "positivo, que es algo que también se puede entrenar. Para ser feliz -ha concluidoi- cada uno tiene que poner su granito de arena".

Considera que el humor es el filtro más suave y bonito con el que analizar la realidad. "Tenemos que hacer examen de conciencia, nos dejamos llevar por nuestra idiosincrasia, nos gusta juntarnos besarnos y abrazarnos pero ahora no es el momento".

Un examen en el que analiza también a los políticos para intentar que mejoren y sean capaces de decir "esto es lo que toca aunque no sean mis colores", ha apostillado.

En su nuevo espectáculo incorpora a más de cien personajes algunos ya conocidos como su querido Boris Izaguirre y otros nuevos como Lola Índigo, los personajes de la Casa de Papel, el periodista Antonio García Ferreras, el exministro de Sanidad Salvador Illa, y el último acierto, su imitación, José Luis Martínez-Almeida, el alcalde de Madrid.

Un abanico amplio con el que pretende conectar "desde el más pequeño al más grande de la familia".

Pero este no es el único proyecto que le ilusiona, el próximo 16 de febrero comenzará a dar clases sobre su método de imitación y formación en comedia y entretenimiento con Som Academy, un nuevo "reto con el que estoy muy ilusionado", ha concluido.