fbpx

El Ayuntamiento de Madrid abordará el arbolado afectado por el temporal con el objetivo de que sobreviva la mayoría

El Ayuntamiento de Madrid abordará el arbolado afectado por el temporal con el objetivo de que sobreviva la mayoría

El Ayuntamiento de Madrid ha establecido un plan de 50 días para abordar la totalidad de los árboles afectados tanto por la borrasca 'Filomena' como por el temporal de viento que ha sacudido la capital en los últimos días; y con el objetivo de que "sobreviva el mayor número de árboles posible".

Así, la vicealcaldesa del Gobierno local, Begoña Villacís, junto al concejal del distrito Latina, Alberto Serrano, ha acudido este sábado al barrio de Aluche para comprobar las labores de los trabajadores del Servicio de Evaluación y Revisión del Arbolado (SERVER).

Allí, Villacís ha explicado que la situación del arbolado de la capital "es muy grave" y que los árboles de hoja perenne han sido los que se han visto más dañados por el temporal.

En este sentido, ha estimado que cerca de 165.000 árboles se han visto afectados, especialmente los situados en Casa de Campo donde en torno al 60 o 70 por ciento del arbolado se ha visto perjudicado por el temporal, al igual que en el parque del Retiro.

Debido a esta situación, Villacís ha recordado que el pasado 14 de enero se desarrolló un contrato por el cual la plantilla de operarios se ampliaba en 1.100 efectivos, alcanzado así los 3.500, y en 450 equipos de maquinaria para poder arreglar y podar las ramas.

"Vamos a priorizar las vías urbanas porque la prioridad debe ser la seguridad, después iremos con los parques, que siguen cerrados. Casa de Campo es una zona muy afectada, y tiene casi un millón de árboles, por lo que vamos a darnos un plazo más amplio para arreglarlo", ha manifestado.

Por su parte, el técnico del SERVER Diego Martínez ha detallado que la actuación ha consistido, en primer lugar, en despejar las zonas que no eran accesibles para los vehículos y peatones, así como equilibrar las copas de los árboles que en un futuro pueda presentar un riesgo.

Respecto a las ramas que se están retirando de los árboles, Martínez ha apuntado que se trasladarán al vertedero para que las composten y luego se puedan volver a utilizar para los jardines de Madrid.