El Jardín Botánico tuvo en 2020 la cifra más baja de visitantes en 25 años

El Jardín Botánico tuvo en 2020 la cifra más baja de visitantes en 25 años

El Real Jardín Botánico (RJB) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) registró el pasado año 114.711 visitantes, la cifra mas baja del último cuarto de siglo, como consecuencia del confinamiento y de la limitación de aforo derivados de la pandemia de coronavirus.

Según datos del RJB, en 2019 visitaron los jardines 415.552 personas, un 72,5 % más que el año pasado cuando se redujeron de manera notable las visitas sobre todo de estudiantes, profesores, jubilados y extranjeros que suelen acudir a este lugar especialmente en primavera.

En esta estación el RJB estuvo cerrado al público 73 días, del 13 de marzo al 25 de mayo, coincidiendo con el confinamiento y posteriormente la limitación de aforo establecido dentro de las medidas sanitarias y el descenso del turismo provocaron el descenso de visitantes, según ha indicado el director del Botánico, Esteban Manrique.

Desde marzo pasado hasta el cierre en mayo, el RJB recibió 8.842 visitas frente a las 40.199 de 2019; en abril estuvo todo el mes cerrado –en 2019 fueron 52.092 las personas que acudieron en ese período- y en mayo, el mes más concurrido de todo 2019 con 62.378 personas, solo pudieron recorrerlo 723 personas los 6 días que hubo de apertura debido a la limitación de aforo que se estableció en 400 personas simultáneas en una hora.

Sin embargo y paradójicamente, los meses de enero y febrero de 2020, que son tradicionalmente los más flojos en visitas en años anteriores, el RJB alcanzó las mejores cifras de público con unas 13.000 personas en ese período respecto al mismo de 2019.

En cuanto a las visitas por colectivos, en 2020 apenas se alcanzaron las 5.000 de estudiantes y poco más de 6.600 de personal docente, mientras que el año anterior se superaron los 25.000 estudiantes y 15.000 profesores y lo mismo ocurrió con los mayores de 65 años que en 2019 fueron 30.416 y el año pasado, 8.000.

El registro a las grandes exposiciones que se muestran en el Pabellón Villanueva también ha descendido como consecuencia de la COVID-19, pero en cambio han tenido gran afluencia de publico actividades como los Paseos Musicales, que agotaron las entradas todos los días programados con un aforo limitado a 35 personas por pase.

Esteban Manrique reconoce que será muy difícil recuperar este año la cifra de visitantes de 2019 dado que continúan las limitaciones por la pandemia y además la reciente borrasca Filomena ha obligado a cerrar los jardines durante tres semanas lo cual, unido a los daños que ha provocado en las instalaciones, ha supuesto unos 100.000 euros de pérdidas.

Hasta ahora el RJB-CSIC se situaba entre los cinco museos más visitados de la Comunidad de Madrid y hasta 2020 cada año, desde 2013, ha superado los 400.000 visitantes.