22 carreteras regionales mantienen tramos cortados

22 carreteras regionales mantienen tramos cortados

La Comunidad de Madrid mantiene a primera hora de este miércoles 22 tramos de carreteras cortadas, debido a las consecuencias de la borrasca Filomena; al mismo tiempo que hay 41 tramos de vías en las que es obligatorio el uso de cadenas, mayoritariamente en la zona este y sureste.

En concreto, hay cortes en la M-305, en el camino que va de la A-4 a Chinchón (en su primer kilómetro de recorrido); y en la M-313 (entre el punto kilométrico 0,1 y el 5), en el trayecto de la A-3 a Perales de Tajuña.

Las vías más afectadas por cortes se encuentran en el sureste de la región, donde hay 16 tramos cortados; seguido del oeste, con tres vías afectadas, dos del norte y una del noroeste.

La información detallada se puede consultar en la web de la Comunidad de Madrid y a través de la cuenta de la ASEM112 en Twitter.

Hay cortes en la M-611 (entre el punto kilométrico 9 y el 31) para restringir el acceso al Puerto de la Morcuera; y la M-637 (entre el 2 y el 11,5), en su entrada al puerto de Navafría.

Uno de las restricciones más largas se registra en la M-315, entre Morata de Tajuña y Valdelaguna, con 11,7 kilómetros de carretera cortada; y en la M-231, con 11,4 kilómetros de vía afectada, en ambos casos, desde el inicio de la vía.

También hay tramos cortados en la M-118, en Cobeña (entre el punto kilométrico 5 y el 9,6); en la M-228, de Tielmes a Villarejo de Salvanés (entre el 0 y el 8,6); en la M-231 (entre el 0 y el 11,4); en la M-315, en Valdelaguna y Colmenar de Oreja (entre el 11,7 y el 17,6); y en la M-316, entre Valdelaguna y Villarejo (del 5 al 12,5).

Por otro lado, hay cortes en la M-319, entre Belmonte de Tajo y Villamanrique de Tajo (desde el inicio y hasta el punto 14,7); y en la M-320 y M-322, desde Villaconejos y Colmenar de Oreja hasta el límite de la provincia, respectivamente.

Por último, presentan cortes las vías M-327, a su paso por Colmenar de Oreja, desde el comienzo hasta el punto kilométrico 7,6; la M-328, desde la A-3 hasta el límite de provincia, en dirección Zarza de Tajo; en el comienzo de la M-546 y hasta su punto 5,3, desde Rozas de Puerto Real a Cenicientos; y en la M-612, entre la M-40 y El Pardo.

También en la M-315 hay permanece cortado un tramo de 5,9 kilómetros, a su paso por Valdelaguna, al haber un camión atravesado en la calzada.

La circulación presenta dificultades en la M-541, que permanece cortada entre el punto kilométrico 0,7 y 19,7, aunque en diferentes puntos posteriores está “abierta con precaución”, al haber árboles y ramas caídas en diferentes zonas de sus márgenes.

Por otro lado, hay 41 tramos de vías en las que es obligatorio el uso de cadenas, mayoritariamente en la zona este y sureste, en vías que pueden consultarse en la web de la Comunidad de Madrid.

La Comunidad destaca que tiene repartidos en sus carreteras a 271 efectivos, 57 máquinas quitanieves, 16 palas cargadoras y 91 vehículos de vigilancia, entre otros elementos, para hacer frente a los efectos de Filomena y, especialmente, para hacer transitables los accesos a centros hospitalarios y sanitarios, y travesías en municipios.

También recomienda reducir, siempre que sea posible, los desplazamientos en vehículos privados, y se aconseja planificar los trayectos consultando el estado de las carreteras y circular con máxima precaución.