Móstoles intensifica Plan invernal de inclemencias ante la llegada de nevadas

Móstoles intensifica Plan invernal de inclemencias ante la llegada de nevadas

El Ayuntamiento de Móstoles y la Policía Municipal han intensificado el plan invernal de inclemencias contra heladas y nevadas para minimizar el riesgo de accidentes ante la previsión de posibles nevadas fuertes para este jueves y, mañana, día 8, a consecuencia de la borrasca Filomena.

Desde la Policía Municipal han recomendado a todos los vecinos que "eviten desplazamientos innecesarios" y "actúen con precaución" y los servicios de limpieza y gestión de residuos han acentuado las labores de esparcimiento de sal ante el riesgo de heladas dadas las bajas temperaturas de estos días.

El Consistorio lleva varios días esparciendo sal, sobre todo en las áreas consideradas prioritarias, como las entradas y salidas del municipio, en aquellas calles propensas a la formación de placas de hielo y en puntos de actuación preferente como accesos a centros de salud, hospitales, comisarías, galerías de alimentación y transporte público.

Para ello, cuenta con máquinas expendedoras de sal remolcadas por vehículos con cadenas, equipo quitanieves, así como, cuchillas, camiones, palas cargadoras y otros vehículos.

Desde el Ayuntamiento cuentan con unas 50 toneladas listas para ser usadas y el Plan invernal de inclemencias contempla además, en caso de que sea necesario, la intervención de hasta 200 operarios municipales para esparcir la sal y retirar la nieve de las calles.

Además, han avanzado que facilitarán gratuitamente, previa solicitud en el registro del Ayuntamiento o en las Juntas de Distrito, sal a los colegios, institutos, centros de salud, centros comerciales y galerías de alimentación, comunidades de vecinos que lo requieran.

El Gobierno municipal, formado por PSOE y Podemos, ha apelado al "uso responsable" de la sal, ya que "la aplicación descontrolada de cloruro de sodio tiene efectos perjudiciales", como acelerar la corrosión del pavimento y puede provocar además un impacto negativo en el medio ambiente, al agua del subsuelo, los ríos o la flora.