Los vecinos de la Cañada Real denuncian en la Fiscalía los cortes de luz

Los vecinos de la Cañada Real denuncian en la Fiscalía los cortes de luz

Vecinos del sector 5 de la Cañada Real han registrado ante la Fiscalía Provincial de Madrid una denuncia por los cortes de luz que están sufriendo desde hace 80 días más de 4.000 personas en este asentamiento, de los cuales 1.800 son menores, al considerar que pueden tener "carácter delictivo".

En la Cañada Real, una antigua vía pecuaria de 14,4 kilómetros de longitud y hasta 100 metros de ancho, viven más de 7.500 vecinos.

Está dividida en seis sectores que discurren por los municipios de Madrid, Coslada y Rivas-Vaciamadrid, de los cuales el quinto y el sexto están afectados por cortes de luz causados por las subidas de tensión que genera el cuidado de los cultivos ilegales de marihuana.

Tras registrar la denuncia, Cristina, una de las vecinas afectadas, ha leído un comunicado en el que dicen que su "problema" se debe a una reducción de potencia en las torres de suministro de energía por parte de la empresa Naturgy que podría ser "por orden o autorización de las administraciones" públicas.

Por ello, han exigido soluciones a la Comunidad de Madrid y los ayuntamientos que firmaron el pacto regional por la Cañada Real, al recordar que en su anexo III "explicita la garantía de suministros básicos".

Los vecinos se quejan de "la situación de desamparo por falta de suministro de luz, desde hace ya tres meses" una situación, en su opinión, vulnera los derechos fundamentales de los niños "de acuerdo a la convención de los Derechos del niño" de la ONU".

Consideran que estos cortes de luz son un "plan organizado e intencionado" para expulsarles de sus casas ya que los planes urbanísticos de Madrid están en el suelo que ocupan actualmente sus viviendas.

Por otro lado, han pedido a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, "una rectificación pública sobre la criminalización que hizo" en el Pleno de la Asamblea de Madrid del 10 de diciembre "a todos los madrileños que residen en la Cañada".

En ese pleno, Ayuso dijo que es la Delegación del Gobierno en Madrid la que "tiene que actuar" en la Cañada Real y mientras la Policía "no haga nada" es "inviable" que estas personas dejen de estar "enganchadas ilegalmente a la red".

"El consumo es tan ingente que es que ni siquiera querrían pagar las facturas. Para tener los Porsche ahí aparcados bien, pero para pagar las facturas, que es lo que está haciendo esos cortes, no", añadió.

Miguel Urbán, eurodiputado de Podemos, que ha acompañado a los vecinos en la presentación de la denuncia, ha señalado que no se han gastado los fondos europeos para "atajar problemas de acceso a la vivienda, infravivienda".

En 2020 terminaba la ejecución y "se ha pedido una ampliación de plazo" de la que, según Urbán, "ha desaparecido la Cañada Real".

"Vamos a preguntar (en Europa) por qué ha desaparecido justamente la Cañada Real, a qué se debe, por qué no se han utilizado esos fondos millonarios para atajar este problema y por qué se utiliza la cuestión de los cortes de luz como una forma de coacción hacia los vecinos y vecinas de la Cañada Real", ha comentado.

También ha acompañado a los vecinos la concejal de Más Madrid en el Ayuntamiento de la capital María Pilar Sánchez, que ha recordado el "informe durísimo" que el defensor del pueblo, Francisco Fernández Marugán, remitió a la Comunidad de Madrid y a la Delegación de Gobierno para instalar generadores eléctricos en la Cañada Real y "poner los medios para que los residentes puedan contratar un suministro eléctrico legal".

En su escrito, el defensor también mostró su "preocupación por la ligereza y falta de mesura" de algunos responsables del Gobierno Regional, al achacar la falta de luz en la Cañada a la "producción masiva de marihuana", extendiendo esa responsabilidad "al conjunto de las personas" que allí habitan, unos argumentos "falaces y peligrosos" y que podrían incurrir en "aporofobia".