fbpx

Más Madrid propondrá en el Pleno de Cibeles distribuir generadores y kits solares en la Cañada

Más Madrid propondrá en el Pleno de Cibeles distribuir generadores y kits solares en la Cañada

El grupo municipal de Más Madrid propondrá en el Pleno de Cibeles que se celebra este miércoles, el último del año, que el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, solicite al Comisionado Regional de la Cañada Real que convoque con carácter de urgencia el Comité Ejecutivo, recogido en el Pacto Regional, y que proponga soluciones de emergencia como la distribución de generadores de diésel y kits solares.

Más Madrid reclama la convocatoria de este órgano "para poner a disposición de los habitantes de los sectores 5 y 6 de la Cañada los medios técnicos necesarios para aportarles suministro eléctrico en tanto la empresa suministradora encuentra una solución satisfactoria", recoge la proposición, a la que ha tenido acceso Europa Press.

Entre las soluciones de emergencia que indica al Ayuntamiento de Madrid para proponer en ese foro la instalación de puntos de acceso y conexión, ya sean individuales o mancomunados, a los que la vecindad accedería tras la suscripción de los correspondientes contratos provisionales de energía.

Unido a la distribución e instalación de kits solares aislados no conectados a red, que podrán combinarse con electrógenos y paneles solares, además de sistemas de autoconsumo, enganchados a la red, que complementen a los puntos de acceso y conexión para reducir el coste de las facturas. Y todo ello al tiempo que se insta a la empresa suministradora a eliminar los aparatos de reducción de potencia colocados en el Sector 5.

Más Madrid buscará los apoyos necesarios para que Almeida se comprometa a reunirse inmediatamente con los representantes vecinales y de las entidades sociales que trabajan en los sectores 5 y 6 de la Cañada Real para que conozca de primera mano sus necesidades y recoja sus propuestas.

La proposición incluye que el Ayuntamiento se comprometa a aportar el presupuesto que, en su caso y en virtud de sus competencias, le corresponda asumir para impulsar, con carácter de urgencia, las medidas acordadas en el comité ejecutivo, además de que el alcalde solicite al Comisionado Regional que convoque la Comisión de Seguimiento del Pacto.

Entre sus competencias, como han recordado, se encuentra la adopción, por parte de las administraciones públicas competentes de las medidas "que dignifiquen las condiciones de vida de los habitantes de la Cañada Real, entre otras la rehabilitación del suministro de luz, a fin de buscar soluciones a corto-medio plazo que permitan cumplir con el compromiso suscrito por todas ellas en el Pacto Regional".

El 2 de octubre comenzaron en el sector 6 de la Cañada los cortes de suministro de electricidad. Tres semanas después, el 24 octubre, comenzaron en el 5. Desde entonces no hay un suministro estable de luz en ninguno de los dos sectores.

La Violetera, en la plaza de Gabriel Miró; la estudiante de la calle Pez, 'Tras Julia'; la de Federico García Lorca en la plaza de Santa Ana, a metros del Teatro Español, o el lector, con mascarilla incluida, frente a la céntrica biblioteca Iván de Vargas son algunas de las esculturas madrileñas que amanecieron este domingo reclamando luz para la Cañada Real.

'Luz para la Cañada' es lo que exigía La Violetera con un cartel que cuelga de su cesta de nardos, el mismo cartel con el que se solidarizaba la escultura del vecino curioso de la calle Mayor, el farolero a metros de la Imprenta Municipal, el hombre leyendo la prensa en la plaza de la Paja o la estudiante con prisa en la plaza de San Ildefonso, en Malasaña.

La 'protesta de las esculturas' llegó sólo días después de que vecinos de la Cañada hayan denunciado en los juzgados de Plaza Castilla a la Comunidad de Madrid y a la distribuidora Naturgy por los cortes de luz intermimentes que sufren desde hace tres meses.

El salto judicial se produjo después de que una niña tuviera que ser ingresada esta misma semana en las urgencias del hospital Infanta Leonor por inhalar monóxido de carbono al calentarse con una estufa de leña. La vecindad de Cañada calcula que son 4.613 las personas sin suministro eléctrico, 1.812 de ellos menores de edad, y que el total de intoxicados hasta el momento se eleva a 40 vecinos y vecinas.

'Queremos pagar la luz. Solución ya', 'Hartos de sobrevivir, queremos vivir', 'Algo falla en la humanidad cuando gritamos por nuestros derechos' o 'La Cañada no es droga' son algunos de los lemas de las pancartas que acompañan a las protestas de la vecindad de Cañada Real ante las administraciones públicas, con las que reclaman la vuelta del suministro eléctrico de forma continua y permanente.