Los suplementos de vitamina C refuerzan el sistema inmunológico en mayores

Los suplementos de vitamina C refuerzan el sistema inmunológico en mayores

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad Complutense y el Hospital La Paz ha demostrado que la suplementación con vitamina C durante tres meses rejuvenece el sistema inmunológico en personas septuagenarias, algo “trascendente” para que el colectivo esté más preparado para ante posibles infecciones.

Para conseguir esos efectos, la suplementación diaria debe ser de una cantidad de 500 miligramos al día, según una investigación de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y del Hospital Universitario La Paz.

Las conclusiones, publicadas en la revista internacional ‘Experimental Gerontology’, describen por primera vez la duración idónea, tres meses, para que esos efectos beneficiosos se mantengan en algunas funciones del sistema inmunológico al menos medio año, según recogen en un comunicado.

La directora del grupo de investigación de Envejecimiento, Neuroinmunología y Nutrición de la UCM, Mónica de la Fuente, sostiene que, al adquirir esa cantidad de vitamina C durante tres meses, los valores de las capacidades funcionales del sistema inmunológico en las personas mayores “consiguen asemejarse a los de los adultos jóvenes”.

Además, apunta que se ha encontrado alguna diferencia por género, aunque no muy significativa, como que las vitaminas parecen tener mayores efectos positivos en mujeres, aunque en los hombres se aprecia un mantenimiento mayor de esos efectos tras finalizar la suplementación.

De la Fuente sostiene que los resultados del estudio son “muy importantes” porque favorecen que los mayores dispongan de una buena estrategia para alcanzar “una longevidad saludable” en la tercera edad.

Además, abunda en que mejorar la inmunidad en la vejez es “trascendente” para ayudar a la población mayor a enfrentarse a situaciones en las que “resulta fundamental el estar mejor preparados para defenderse ante una infección”, como las actuales debido a la pandemia del coronavirus.

Además, este trabajo se ha demostrado que el hecho de alternar la suplementación de vitamina C con otra de vitamina E (en este caso con 200 miligramos al día) no aporta mejoras significativas en los mayores, de forma que la dosis diaria de vitamina C podría ser suficiente para conseguir esa mejoría inmunológica.

Los autores concluyen que, aunque hay alimentos propios de la dieta mediterránea que contienen estas vitaminas (como cítricos, frutos secos, hortalizas o aceite de oliva) en el envejecimiento es recomendable "alguna suplementación" para poder tener las cantidades de antioxidantes que permitan combatir el estrés oxidativo y la inflamación típicas de la edad.