Trabajadores y empresas de recogida de basuras firman un convenio para cinco años

Trabajadores y empresas de recogida de basuras firman un convenio para cinco años

Los representantes sindicales de los 1.800 trabajadores de la recogida de basuras de Madrid capital han firmado un convenio con las empresas contratistas, que recoge, hasta 2024, mejoras económicas, sociales y laborales "importantes", ha informado este miércoles el sindicato CCOO.

Fuentes de este sindicato han informado de que la negociación del convenio nuevo, que sustituye al vencido el 31 de diciembre de 2019, comenzó en enero pasado y concluyó con su firma el pasado día 9.

"Ha sido una negociación difícil, pero el acuerdo final es bueno", han dicho las fuentes de CCOO, que en una nota de prensa explica además que en esta ocasión ha sido suscrito un convenio para el lustro comprendido entre 2020 y 2024.

Los sindicatos CCOO, UGT y CGT han negociado con las tres firmas adjudicatarias del servicio de recogida de basuras para las que trabajan estos 1.800 trabajadores: Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) y las UTE (unión temporal de empresas) RM2 y Recogida Sur Madrid.

Según la nota de CCOO, el convenio nuevo recoge "importantes mejoras" y entre ellas cita, en el apartado económico, una subida salarial que se abonará en las pagas extraordinarias y que en cómputo anual supone un aumento superior al 2 %.

En cuanto a mejoras sociolaborales, los trabajadores dispondrán de un día más de libre disposición, y ha sido elaborada "una hoja de ruta para la estabilidad y la mejora del Empleo", con la apertura pública de un listado de ascensos, de los cuales 10 son a la categoría de conductor, además de la conversión de 20contratos temporales a indefinidos.

"Con la firma de este convenio -dice CCOO en su nota- se consiguen unas mejoras económicas y sociales importantes, garantizándolas a lo largo de los próximos años, en un contexto de importantes dificultades económicas por la pandemia del coronavirus".

Fuentes del Área de Medio Amiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid han dicho que el Gobierno local se congratula de que se haya podido llegar a este acuerdo, que "contribuye en gran medida a la estabilidad de unos servicios esenciales para los vecinos" de la capital.