Madrid Actual

El Instituto de Medicina Legal de Valdebebas abre sus puertas para convertirse en un referente internacional

A. Moreno / EP - Miércoles, 16 Diciembre 2020 08:36
Archivado en:
El Instituto de Medicina Legal de Valdebebas abre sus puertas para convertirse en un referente internacional

El Instituto de Medicina Legal (IML), conocido como el 'donut' de Valdebebas y dependiente de la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas de la Comunidad de Madrid, se inaugura de la mano de la president regional, Isabel Díaz Ayuso, y con la aspiración de convertirse en un referente forense internacional al contar con una sala de bioseguridad, así como la capacidad de albergar 225 cadáveres.

La puesta en marcha de la nueva sede forense, anexa al Hospital Enfermera Isabel Zendal, dejará atrás 40 años de autopsias en el Instituto Anatómico Forense, ubicado en la Ciudad Universitaria.

El 'donut' de Valdebebas, única estructura que quedaba en pie del fallido Campus de la Justicia, echará a andar tras concluir el pasado octubre las obras llevadas a cabo desde junio por la Consejería de Enrique López. Lo hará poco después de la inauguración del Hospital Isabel Zendal, que abrió sus puertas el pasado 1 de diciembre y que cuenta ya con sus primeros pacientes con COVID-19.

El proyecto ha contado con una inversión de 4,3 millones y aspira a ser "la punta de lanza del proyecto de concentración de infraestructuras del partido judicial de Madrid".

A la inauguración asistirá el consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, otros cargos de su departamento y el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Celso Rodríguez, así como el fiscal superior de la Comunidad de Madrid, Jesús Caballero Flink, entre otros.

Los forenses del Anatómico Forense comenzaron el pasado noviembre el traslado al nuevo edificio, pasando a integrar el personal del Instituto de Medicina Legal.

Dejaron atrás un anticuado edificio anexo a la Facultad de Medicina en el que se han realizado autopsias de casos importantes como del 11M, el accidente de Spanair, de las de víctimas mortales del Madrid Arena y de la exmedallista olímpica Blanca Fernández Ochoa, entre otras tantas que incluyen a víctimas de ETA.

A pesar de que no estaba en funcionamiento, el IML dio servicio los pasados meses de abril y marzo de morgue durante la primera fase de la pandemia y "en un momento dado" podría dar servicio relacionado con la atención de fallecidos por Covid en esta segunda fase.

Una de las novedades de las nuevas instalaciones será la Sala de Bioseguridad que realizará autopsias de fallecidos por epidemias. En el caso de la actual pandemia, hará análisis forenses de cuerpos sin vida fallecidos por el coronavirus, pero no hará todas las autopsias por esta patología vírica.

La instalación dispone de cámaras de conservación para albergar hasta 225 cuerpos, 123 en cámaras individuales y el resto en dos cámaras frigoríficas colectivas. También cuenta con aulas de formación; salas de rayos X; salón de actos; 61 despachos de trabajo y salas de descanso y polivalente de los forenses.

El 'dobut' de Valdebebas contará con 13.500 metros, ocho plantas y tendrá capacidad para 225 cadáveres. El IML va a tener un "papel protagonista" en el nuevo desarrollo de Valdebebas, como primer hito de la futura Ciudad de la Justicia, pero también formando parte de un proyecto de expansión del área noreste de la capital.

Así, se sumará al nuevo hospital de epidemias, a la ampliación de IFEMA, a unas infraestructuras de transportes que, con un nuevo ramal en la Línea 8, van a mejorar la movilidad y a los planes de Aena para ampliar el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas retrasados por la crisis para 2022.

El edificio, de planta circular, tiene un radio de 27 metros, y 13.500 metros cuadrados repartidos en ocho plantas --distribuidas en dos sótanos y cinco alturas--.

La infraestructura dispone de cámaras de conservación para 125 cuerpos, más dos cámaras frigoríficas colectivas con capacidad para albergar 100 cuerpos más. El IML estará equipado con 19 mesas de autopsias, con la posibilidad de habilitar otras 34 mesas adicionales.

El edificio dispondrá de todos los servicios necesarios para el adecuado funcionamiento, incluyendo servicios generales, patología, antropología y odontología forense, laboratorios, toxicología y bioquímica forense, hemogenética forense, aulas magnas de formación e histopatología, entre otros.