fbpx

El exalcalde de Alcobendas niega que contratase a De Pedro para mejorar su imagen

El exalcalde de Alcobendas niega que contratase a De Pedro para mejorar su imagen

El exalcalde de Alcobendas Ignacio García de Vinuesa ha admitido que contrató al empresario vinculado a la trama púnica Alejandro de Pedro, dedicado a la reputación "on line", pero ha negado que lo hiciera para mejorar su imagen sino para dar cursos de formación a funcionarios en redes sociales.

El excomisionado del Gobierno madrileño para la atención de víctimas del terrorismo, que renunció a su cargo tras conocerse su imputación el pasado día 5, ha comparecido este jueves en la Audiencia Nacional como investigado en la pieza diez del caso, centrada en la contratación de empresas vinculadas a Púnica por parte de diversos ayuntamientos y de la Consejería de Educación de Madrid para mejorar la imagen de los alcaldes en medios y redes sociales con cargo presuntamente a los fondos públicos.

Según ha relatado, conoció a De Pedro en una reunión en la sede del PP en la calle Génova a la que asistieron alcaldes del partido para informarles sobre el uso de las redes sociales y que supuestamente organizó el exconsejero madrileño Francisco Granados, sobre el que gira la trama, si bien García Vinuesa ha asegurado que no recordaba haberle visto en ese encuentro.

Ha negado también que en esa reunión se conminara a los alcaldes a contratar a De Pedro, y ha explicado por qué decidió contratarle, han informado fuentes presentes en la declaración.

Ha expuesto que cuando llegó a la Alcaldía en 2011 quiso dar un cambio y potenciar la imagen de Alcobendas tras haber sido gobernada durante 25 años por otro partido, su intención, ha dicho, era convertirla en un modelo de ciudad y hacerla especialmente atractiva, sobre todo para las empresas.

En esas fechas estaban emergiendo las redes sociales y consideró que eran importantes en la labor del Ayuntamiento, por lo que pidió contratarle para dar formación a un grupo de funcionarios, si bien de la formalización del contrato no se encargó él en persona, sino uno de los departamentos del Consistorio.

Sobre si conocía la existencia de informes de penetración en redes y publicidad, ha señalado que esos contratos se realizaban desde la Dirección de Comunicación, a cargo de Teresa Alonso y que él no conocía los detalles como si se pagaba a un periodista externo al ayuntamiento para la publicación de artículos favorables para la imagen del gobierno local.

En cuanto a los informes de reputación que habría redactado De Pedro sobre su imagen, García Vinuesa ha reiterado que él no sabía nada de esos informes, si bien ha matizado que no es lo mismo valorar la situación en las redes sociales que mejorarla.

La Fiscalía sostiene que contrató a De Pedro para una serie de trabajos con lo que ofrecer una "imagen positiva" que "le favoreciese" y que serían pagados con fondos públicos pese a que sabía "que por ser servicios de índole personal tendría que haberlos pagado él".

Además de García Vinuesa, este jueves estaba previsto que también declararan en esta misma pieza la exalcaldesa de Denia Ana Maria Kringe y el que fuera su jefe de gabinete Claudio José Roig, comparecencias que finalmente se han suspendido.