fbpx

Vox propone en el Ayuntamiento de Madrid una renta de alimentación mensual de 300€ para clases medias y préstamos de 400€ por alquiler o hipoteca

Vox propone en el Ayuntamiento de Madrid una renta de alimentación mensual de 300€ para clases medias y préstamos de 400€ por alquiler o hipoteca

El Grupo Municipal de Vox plantea una ayuda directa de 300 euros por un máximo de seis meses para destinarla a la compra de alimentos, productos de higiene y el pago de suministros de energía y agua dirigida a trabajadores de clase medida que se queden fuera de las ayudas de emergencia y cuyos ahorros en el banco no superen los 600 euros. Además plantean préstamos de 400 euros mensuales para hacer frente al alquiler o al pago de la hipoteca.

La proposición, adelantada y que defenderán en el Pleno de Cibeles de este martes, se dirige a empresarios que hayan cesado su actividad, autónomos acogidos al POECATA (Prestación Ordinaria y Extraordinaria por Cese de Actividad de Autónomos) y de trabajadores por cuenta ajena en ERTE. Esta ayuda directa se incrementaría en 100 euros mensuales por cada hijo, a contar desde el segundo.

Se enmarca dentro de una iniciativa que buscará el apoyo de la Corporación para que el Ayuntamiento atienda en seis meses a 10.000 familias de pequeños empresarios que hayan cesado su actividad, autónomos acogidos al POECATA y de trabajadores por cuenta ajena en ERTE y que hoy quedan fuera de las ayudas de emergencia.

Si vivieran en un piso de alquiler o en una vivienda hipotecada, ese grupo de potenciales perceptores podrían acogerse a una línea de préstamo garantizado de hasta 400 euros al mes, por un máximo de seis meses. Para eso el Ayuntamiento de Madrid suscribiría los correspondientes convenios con las entidades financieras y de caución.

Además Vox plantea que los perceptores de estas ayudas puedan obtener el Abono Transporte para todos los miembros de la unidad familiar sin cargo alguno por el tiempo de vigencia de las ayudas directas. Sería el Ayuntamiento el que se haría cargo del coste.

Para esta proposición proponen destinar una partida de 18 millones de euros para ayudas directas y 2 millones para avales de créditos puente destinados a hipotecas y rentas de alquiler de la vivienda habitual.