Los funcionarios de urbanismo de Las Rozas sólo tienen prisa para cobrar a fin de mes

Los funcionarios de urbanismo de Las Rozas sólo tienen prisa para cobrar a fin de mes

Señor Director:

¿Qué está pasando en el Ayuntamiento de Las Rozas? ¿A qué viene tan pésima gestión de las licencias de obra, de actividad, de ocupación?

Soy uno de tantos cargos intermedios de constructoras con proyectos en Las Rozas de Madrid. El último informe de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (ASPRIMA) indica que este municipio madrileño tarda una media de 14 meses en conceder las licencias de obra, y una media de tres meses en conceder las licencias de primera ocupación.

Este Ayuntamiento de Las Rozas ha perdido en los últimos tiempos eficiencia en la gestión de sus funcionarios. Vamos a peor. En este mismo informe, hace dos años el plazo era de 12 meses. Quiere decir que cada año los funcionarios tardan un mes más de media para conceder las licencias. Como la inversión no la hacen ellos, les trae por una friolera.

Y ya en la época covid la gestión de este Ayuntamiento, al que parece que le sobra el dinero, es como para pegarse de cabezazos contra el edificio terminado y no autorizado a ocupar.

Es el día a día municipal en el Consistorio de Las Rozas que no cojan el teléfono. Cuando por fin lo descuelgan, te cuentan que no admiten visitas salvo con cita previa. Te obligan a solicitar los permisos a través de un registro digital que la mayoría de las veces no funciona. Cuando consigues que funcione, se producen errores al subir los archivos adjuntos. Si éstos son voluminosos tienes que volver a llamar al Ayuntamiento, conseguir que te lo cojan de nuevo, exponerles el problema y que éstos soliciten a sus servicios informáticos que activen un repositorio ftp donde poder dejar esos archivos que el formulario ordinario rechaza.

Si quieres verte con un funcionario porque lo de la comunicación digital es un auténtico carajal, no hay ningún problema. Salvo el pequeño detalle que te dan las citas como mínimo para dentro de un mes. Y el tiempo sigue corriendo. Y las licencias de obra siguen inmovilizadas. Y las de primera ocupación paradas. Y algunos funcionarios trabajando desde su Casa de Campo en Las Bahamas. Y los empresarios de la construcción perdiendo dinero.

¿Y el alcalde de Las Rozas? ¿Qué hace el alcalde? ¿Por qué no pone las pilas a sus funcionarios? ¿Por qué no contratan más personal?

Trabajar con el Ayuntamiento de Las Rozas es desesperante.

Estimado director: comprenderá que, después de lo que aquí denuncio, firme esta carta con un pseudónimo, aunque adjunte mi DNI en prueba de que lo que digo es rigurosamente cierto. Sólo me faltaba que un funcionario vago y cabreado encima bloqueara mi expediente.

Gracias por su publicación.

Roceño de la Uz