Trabajar de forma cómoda sin salir de tu urbanización

Trabajar de forma cómoda sin salir de tu urbanización

¡Imagínate disponer de un coworking y casa en Madrid! Los espacios de trabajo colaborativos en proyectos residenciales se están haciendo necesarios ante las nuevas tendencias laborales del mercado. Ayudan a sus residentes a trabajar sin salir de las instalaciones de su urbanización. Una forma mucho más cómoda y segura para desarrollar la actividad laboral.

El primer coworking se abrió en Viena en el año 2002 y generó una experiencia tan positiva entre los emprendedores que lo utilizaron, que muy pronto otros profesionales optaron por disfrutar de sus ventajas.

En los últimos años, las necesidades laborales han evolucionado hacia el teletrabajo o búsqueda de espacios compartidos que ayuden a ahorrar costes ante el encarecimiento de las oficinas. Equilibrar el trabajo en casa con otros lugares aptos para la actividad profesional dan lugar a plantearse contar con un coworking en tu mismo residencial.

Kings Lofts y la esencia del coliving

San Sebastián de los Reyes es una localidad madrileña con proyectos residenciales que se diferencian del resto por su diseño moderno, arquitectura cuidada y máxima funcionalidad. Kings Lofts es un claro ejemplo de urbanizaciones híbridas que acogen viviendas y zonas comunes con servicios que se adaptan a los vecinos.

Así, surge el modelo del coliving como una extensión o evolución del coworking. La posibilidad de ofrecer a los residentes espacios de trabajo para compartir sus experiencias laborales se caracteriza por ser una tendencia exitosa en países como Estados Unidos o el Reino Unido.

Silicon Valley fue el punto de partida de los negocios colaborativos, y el coliving se produjo a raíz de la escasez de vivienda para los jóvenes profesionales, que llegaban a San Francisco con ganas de socializar. Así es como empiezan a surgir los edificios, en los que los inquilinos no solo compartían las zonas comunes, sino también sus aficiones.

Madrid es la capital de España, una ciudad moderna y llena de recursos y oportunidades. Por ese motivo, contar con edificios híbridos y espacios de coworking que permitan la cooperación entre emprendedores, autónomos o startups es una propuesta de enorme valor, pensada para compartir experiencias dentro de la misma comunidad.

Los beneficios del coworking en la rutina laboral

Al contar con un coworking en un residencial, la casa mantiene su independencia para convivir con la familia. Las ventajas que ofrece son las siguientes:

- Rentabilidad. El valor de la propiedad aumentará, y además se ahorrará en gastos de oficina, facturas de luz y agua, compra de mobiliario, así como desplazamientos.
- Comodidad y seguridad. Trabajar sin salir de casa es fundamental para la seguridad personal y de la familia.
- Mejor conciliación familiar. Al contar con un coworking en el proyecto residencial, se respetan los espacios privados y compartidos del hogar.
- Imagen profesional. Es mucho mejor para la imagen corporativa contar con un espacio para recibir a los clientes o poder realizar reuniones.

En resumen, Kings Lofts es una apuesta innovadora adaptada a los tiempos modernos que permite tener un lugar donde vivir y trabajar en la misma urbanización con el ahorro de tiempo y costes que ello supone.