Vox presidirá la nueva comisión de estudio para abordar el reto demográfico y la despoblación

Vox presidirá la nueva comisión de estudio para abordar el reto demográfico y la despoblación

La Comisión de Estudio para abordar el reto demográfico y la despoblación en la Asamblea de Madrid, propuesta por PP, se ha constituido este martes en la Cámara regional en la que estará como presidenta la diputada de Vox Ana Cuartero.

Tras suspenderse el pasado viernes esta sesión por haber tenido una confusión con el Reglamento el presidente de la Asamblea, Juan Trinidad, hoy se ha vuelto a retomar para votarse a mano alzada como se acordó en un inicio y no en urna como comenzó a realizarse el viernes pasado.

Así, al haber voto ponderado la diputada de Vox Ana Cuartero ha resultado presidenta, la diputada del PSOE Cristina González, vicepresidenta; y el parlamentario del PP José Virgilio, secretario.

La Comisión escuchará a expertos, profesionales, representantes de la Administración y de la sociedad civil al objeto de obtener una radiografía del reto al que se enfrenta la Comunidad de Madrid, y poder presentar propuestas e ideas para afrontarlo.

Analizará los condicionantes que frenan el incremento de la natalidad en Madrid, buscar soluciones y propuestas para incentivar la natalidad y apoyar a las familias que incrementen el número de hijos y analizar el grado de conciliación tanto en el ámbito privado como en la propia Administración pública.

Asimismo, analizarán la puesta en marcha de las medidas contempladas en la Estrategia para Revitalizar los municipios Rurales, al objeto de analizar su idoneidad, aplicación y posibles mejoras.

Desde hoy, tras la constitución, se abre un plazo de 15 días para que los distintos grupos presenten su propuesta de comparecientes. Todas las propuestas de comparecencias deberán estar motivadas de acuerdo al objeto de la Comisión.

El pasado viernes antes de producirse la votación la diputada del PSOE Cristina González indicó al presidente que en el acuerdo de la Mesa de esta comisión se estableció que las votaciones se hicieran a mano alzada, y no en urna, como ya ha ocurrido en otras.

No obstante, al no estar en funcionamiento aún la comisión, el presidente de la Cámara entendía en el Reglamento que el procedimiento de votación tenía que regirse por el artículo 52, mediante votación secreta por papeleta. Así, se procedió a la votación.

En el caso de la elección de la Presidencia, hubo un empate entre la diputada socialista Cristina González y la diputada de Vox Ana Cuartero. Por lo que, tal y como se refleja en el Reglamento, en estos casos debería repetirse la votación hasta en tres ocasiones y si no hay desempate lidera la comisión la persona que pertenezca al grupo con más representación por las elecciones autonómicas.

En este punto, la parlamentaria de Vox Ana Cuartero pidió que hubiera un receso de diez minutos. A la vuelta, el presidente de la Cámara reconoció que fue "un fallo" suyo, haciendo una interpretación de lo que se ha hecho con este tipo de comisiones anteriormente que no ha sido así.

Por lo tanto, tras un debate de más de hora y media, Juan Trinidad decidió suspender la sesión hasta conocer la exposición de los servicios jurídicos de la Asamblea sobre el modo de proceder en las votaciones. "Se tiene que votar conforme al reglamento y se anula el procedimiento elegido porque no es el que exige el Reglamento. Hemos hecho una votación contraria al Reglamento", esgrimió.

Durante el debate sobre si se debía proseguir o no con la votación, los grupos de PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos le echaron en cara que después de haberle informado al inicio de cómo era la votación, les desoyera y que, una vez conocido el resultado, quisiera anular la comisión y no seguir con la votación.