Celaá defiende la tramitación de Lomloe

Celaá defiende la tramitación de Lomloe

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha defendido la tramitación de la nueva ley de Educación, la Lomloe, convencida de que hay que activar cambios profundos en el sistema educativo español para garantizar su calidad, "como corresponde a países desarrollados y civilizados".

Así ha contestado la ministra este martes en el Senado al diputado popular Pablo Ruz Villanueva, que ha cuestionado al Ministerio por centrar sus recursos en impulsar una nueva ley de educación en el contexto actual de incertidumbre en la comunidad educativa como consecuencia del impacto de la pandemia de la covid.

"La educación no puede esperar más, y hay que activar cambios profundos en nuestro sistema", ha subrayado Celaá, que ha reprochado al senador Ruz el "sufrimiento" de la educación española, especialmente la pública y la concertada, que tratan a las personas más vulnerables, a causa de la Lomce diseñada por el PP.

Ruz, que ha definido la actuación del Ministerio de Educación de "dislate", ha acusado al Gobierno del PSOE e Unidas Podemos de poner en marcha una ley que no cuenta con el respaldo de la comunidad educativa y que "igualará en la mediocridad: eso es marxismo".

Por ello, ha invitado a Celaá "coger el vuelo de las 19.30 a Bilbao, como hizo hace algunas semanas para recuperarse de una afección estomacal", y le ha pedido que "dimita y por el bien de todos deje el Ministerio en manos de alguien capacitado para poner en marcha una ley y una acción educativa buena para el conjunto de los españoles".

Ante este ofrecimiento, la titular de Educación, que ha calificado a Ruz de "profeta del caos", ha respondido, "Yo, a Bilbao, voy cuando quiero, porque es mi casa", y ha advertido al senador popular de que "incluso con lo desagradable que usted quiere ser le permito estar entre nosotros".

La ministra de Educación, Isabel Celaá, viajó de Madrid a Bilbao el 9 de octubre, después de participar en el Consejo de Ministros que aprobó el estado de alarma que estableció el confinamiento perimetral de la capital, para acudir a una cita médica.