La Comunidad incorpora 16 nuevos autobuses que usan gas natural comprimido como combustible a la flota del Consorcio

La Comunidad incorpora 16 nuevos autobuses que usan gas natural comprimido como combustible a la flota del Consorcio

La Comunidad de Madrid continúa ampliando la flota de vehículos sostenibles en la red de autobuses urbanos e interurbanos del Consorcio Regional de Transportes de Madrid.

Hoy entran en servicio 16 nuevos autobuses propulsados por gas natural comprimido (GNC) que prestan servicio en cuatro líneas que recorren Leganés, Arroyomolinos, Getafe y Fuenlabrada.

Los nuevos autobuses propulsados por GNC permiten reducir las emisiones de CO2 en un 20 por cien y las de partículas y óxidos de nitrógeno en un 85 por ciento respecto a los que utilizan diésel como combustible, según ha informado el Gobierno Regional en un comunicado.

Además, reducen el ruido en un 50 por ciento respecto a los niveles de un autobús convencional. Estos 16 autobuses, que han supuesto una inversión de 3,8 millones de euros, se van a incorporar a varias líneas que opera la empresa Martín.

En concreto, la línea 496 (Fuenlabrada - Moraleja de Enmedio - Arroyomolinos - Xanadú), la 484 (Estación Leganés Central - Madrid), la 488 (Leganés - Getafe Norte) y la línea L-1 urbana de Leganés (Vereda de los Estudiantes - Barrio de la Fortuna).

En la actualidad, la flota interurbana de autobuses del Consorcio Regional de Transportes, compuesta por 2.061 vehículos, cuenta con un 27,7 por ciento de autobuses impulsados por combustibles alternativos, como gas natural e híbridos eléctricos. La flota cuenta con una media de antigüedad de 4,5 años y es 100 por cien accesible.

Desde el inicio de esta legislatura, ya se han renovado 180 autobuses interurbanos, 22 de ellos híbridos, siete de GNC y 149 diésel, con una inversión de 49,5 millones de euros. Está previsto que este año se renueven 130 vehículos más, con un desembolso de 41,2 millones de euros.