Madrid Actual

La construcción del IES de Montecarmelo comenzará "en breve" y tendrá 24 aulas para 1.400 estudiantes

Redacción MA / EP - Viernes, 24 Julio 2020 15:15
Archivado en:
La construcción del IES de Montecarmelo comenzará "en breve" y tendrá 24 aulas para 1.400 estudiantes

El delegado del área de Gobierno de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, ha visitado este viernes, junto al consejero de Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, el terreno en el que el Ejecutivo regional comenzará próximamente la construcción del Instituto de Educación Secundaria 'Blanca Fernández Ochoa' que, con un total de 1.400 plazas escolares, dará cobertura a los vecinos del barrio de Montecarmelo.

Para que este centro se haga realidad, el Ayuntamiento ha llevado a cabo una obra en la parcela, en la calle Monasterio del Paular. Si no se acondicionaba era imposible cederla para que la Comunidad empezara a construir el instituto que tanto necesita el distrito de Fuencarral-El Pardo.

"Hoy estamos en los barrios, en concreto en Montecarmelo, celebrando la finalización de unos trabajos importantes para dejar un solar listo para la próxima construcción del Instituto Blanca Fernández Ochoa, que será un gran equipamiento, sin duda, necesario para la ciudad", ha destacado Mariano Fuentes.

Los trabajos realizados por el área de Desarrollo Urbano para posibilitar el IES 'Blanca Fernández Ochoa' han tenido un coste de 4,5 millones de euros y se han llevado a cabo durante 10 meses.

Han consistido en el movimiento de tierras necesario para la consecución de una plataforma idónea de 19.000 metros cuadrados para la construcción de un centro educativo de Línea 6 y el posterior acondicionamiento de los taludes resultantes mediante su consolidación y renaturalización, con la correspondiente ejecución de las zanjas de drenaje, canaletas, depósitos de infiltración y canalizaciones subterráneas para la recogida de aguas pluviales.

Asimismo, se protegieron los taludes entre la parcela educativa y las correspondientes al deportivo y zona verde, mediante la colocación de manta de coco y posterior hidrosiembra. Y, por último, se renaturaliza el talud resultante con una red de riego automática y la plantación de especias arbustivas y arbóreas.