fbpx

Los MIR protestan en la calle en su segunda semana de huelga

Los MIR protestan en la calle en su segunda semana de huelga

El colectivo de médicos residentes (MIR) ha iniciado su segunda semana de huelga indefinida con una nueva marcha hacia la Consejería de Sanidad, en la que centenares de jóvenes ataviados con batas blancas han vuelto a protestar contra "la explotación" y su utilización como "mano de obra barata" en los hospitales.

A primera hora de la mañana se han concentrado frente a los grandes hospitales, como el Clínico San Carlos, La Fundación Jiménez Díaz, el 12 de Octubre, el Ramón y Cajal La Paz, coreando frases como "Sin convenio no hay acuerdo", para pedir "condiciones laborales y salariales dignas" y que el Gobierno Regional les reconozca "un descanso asegurado" tras las guardias y una "adecuada supervisión por parte de los médicos adjuntos" cuando están de guardia.

En la marcha han participado centenares de residentes MIR (Medicina), EIR (Enfermería), QIR (Química), BIR (Biología) y FIR (Farmacia y Física), que gritaban "Isabel Ayuso, basta ya de abuso" y otros cánticos como "Lo llaman formación y no lo es, es explotación", además de portar carteles en los que pedían "Acabar con el virus de la explotación" y recordaban que se habían "dejado la piel" en la pandemia de COVID con "Sueldos de becarios, sin límite de horario".

Además de denunciar los servicios mínimos "abusivos" del 100% que la Consejería ha impuesto para las guardias, que consideran "ilegales" y están recurridos por la vía judicial a la espera de resolución, desde el Comité de huelga critican que la Consejería "está trayendo especialistas de otras áreas" para cubrir a lo pocos residentes que pueden hacer huelga.

La manifestación ha discurrido desde la glorieta de Bilbao hasta la Puerta del Sol, pasando por la sede de la consejería de Sanidad en la calle Aduana, donde los residentes han recalcado "la necesidad de contar con un acuerdo que suponga un antes y un después en su situación laboral".

En la Puerta del Sol, han leído un manifiesto recalcando que los MIR "lo han dado todo antes y durante la pandemia" y la respuesta de la Comunidad de Madrid ha sido "suspensión de vacaciones y días libres, amenazas internas en los hospitales, coacciones de todo tipo y una imposición unilateral de unos servicios mínimos ilegales".

"No van a conseguir callarnos ni arrebatar nuestro derecho a huelga", ejemplo de ello es el inicio "mañana de la huelga de los MIR valencianos. No vamos a parar hasta que nos escuchen", añade el manifiesto que asegura que "no es una cuestión puntual" y ocurre aquí y "en el resto de España", para luego agregar que a los MIR se les ha estado "chantajeando con la vocación".

La residencia es un periodo "de trabajo y aprendizaje y no de angustia y pavor" con miedo a cometer "un error que cueste la vida a alguien" por la deficiente supervisión por parte de un médico adjunto del hospital cuando están de guardia, continúa el manifiesto leído, ya que debería haber un máximo de cuatro residentes por supervisor y muchas veces tienen que "atender solos incluso a pacientes graves", según varios testimonios de manifestantes.

Respecto a la negociación, el viernes pasado se celebró la última reunión donde el Comité de Huelga MIR agradeció "el cambio de actitud" de la Administración pero definió como "insuficiente lo que les presentaron. En este sentido, se ofreció a los residentes apenas dos medidas económicas y muy alejadas de lo que necesita el colectivo", indican en un comunicado.

Además, la Comunidad de Madrid "rechazó entrar la acción social y en las rotaciones externas; en la proporción de adjuntos por residentes; en medidas concretas económicas para acabar con la precariedad salarial; o en aspectos claves de formación", explica el sindicato de médicos Amyts.

De esta manera, tanto desde el Comité de Huelga MIR como desde AMYTS, se reclama a la Consejería de Sanidad que "vuelva a sentarse para alcanzar acuerdos reales, tal y como se ha gritado" este lunes por las calles de Madrid.