Móstoles pide colaboración para "compensar" el tren de Navalcarnero

Móstoles pide colaboración para "compensar" el tren de Navalcarnero

La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse (PSOE), ha pedido al consejero madrileño de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Angel Garrido, trabajar "conjuntamente" para "compensar el daño ocasionado por la no ejecución de las obras del tren Móstoles-Navalcarnero", paralizadas desde 2010.

En una misiva, la regidora socialista insiste en la necesidad de establecer "un diálogo y una colaboración" entre el Gobierno municipal y la Comunidad de Madrid para solucionar los problemas provocados por la paralización de las obras de prolongación del trazado de la línea de tren C5 hasta Navalcarnero.

Las obras de prolongación de 15 kilómetros del trazado de la línea C5 a Navalcarnero fueron concedidas por la Comunidad de Madrid a OHL en 2009, con un presupuesto de 369 millones de euros, pero, tras más de 140 millones de euros invertidos, el proyecto fue paralizado por sorpresa por la concesionaria en 2010.

Esta carta abierta a la colaboración se produce después de que el Tribunal Supremo haya librado por el momento a Cemonasa, la filial de OHL que se encargaba del proyecto fallido, de pagar la indemnización de 356 millones de euros que reclamaba la Comunidad de Madrid.

Fuentes de la Consejería han confirmado a Efe que el Supremo ha inadmitido a trámite el recurso de casación del Gobierno Regional contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) que ya había dictaminado en julio de 2019 que no correspondía dicha indemnización.

Aún así, el Gobierno regional recuerda que "el TSJM no se pronunció sobre los incumplimientos de la empresa concesionaria sino que declaró que el contrato se había resuelto anteriormente con la entrada en liquidación y fase de disolución de la empresa, que solicitó concurso de acreedores".

El Ejecutivo local ha denunciado en varias ocasiones que el municipio se ha visto perjudicado por la paralización de esta obra "al no ver cumplidas sus aspiraciones de contar con un Metro Ligero que uniera su casco urbano con Navalcarnero, ni tampoco el soterramiento del ferrocarril, partiendo la ciudad en dos".

"La habilitación de esta vía de comunicación por tren no solo aportaba beneficios a Navalcarnero sino también a los barrios ya consolidados de Móstoles y los futuros desarrollos urbanísticos de la localidad", ha insistido Posse, quien quiere reforzar la cooperación con el Gobierno regional en materia de transporte.

De esta manera, apelando a la "buena disposición" que con anterioridad trasladó el consejero a la primera edil, Posse ha apuntado a que este diálogo fluido "daría las garantías necesarias para poner todos los mecanismos de respuesta a las grandes demandas ciudadanas tras la paralización de las obras".

"Nuestro objetivo no puede ser otro que el desarrollo de proyectos que alberguen mejoras relacionadas con el transporte, la movilidad e infraestructuras porque, por encima de las diferencias que puedan existir entre Administraciones distintas, debe primar el interés de la ciudadanía", añade la alcaldesa en su carta.

La regidora, que ha agradecido la predisposición manifestada por Angel Garrido para poder trabajar en las distintas áreas que le competen, ha emplazado a mantener una reunión "a la mayor brevedad posible" para tratar estos asuntos.

"Ahora más que nunca, tras la emergencia sanitaria, es necesario establecer lazos comunes que ayuden a superar los obstáculos que se presenten y que puedan enturbiar el bienestar de las vecinas y vecinos de la ciudad", concluye la alcaldesa en su carta a Garrido. EFE

rsl/jnr

1011496