La EMVS aplazará el alquiler cuatro meses a locales comerciales con problemas

Archivado en:
La EMVS aplazará el alquiler cuatro meses a locales comerciales con problemas
Archivado en:

El Ayuntamiento de Madrid ha avanzado que la Empresa Municipal de la vivienda y Suelo (EMVS) aplazará el pago del alquiler cuatro meses a todos los inquilinos de sus locales comerciales que hayan visto afectada su actividad económica a causa de la crisis provocada por el coronavirus.

Desde el Consistorio explican que el Real Decreto-ley 15/2020, de 21 de abril, aprobado por el Gobierno central, aplica esta moratoria solo a pymes y autónomos que tengan un local comercial en alquiler, por lo que la EMVS ha decidido extender esta ayuda a asociaciones y entidades que también tienen alquilados alguno de los 86 locales propiedad de la empresa municipal.

"El coste del alquiler de los locales está siendo uno de los gastos más importantes y difíciles de asumir para muchas empresas y autónomos mientras mantienen sus oficinas o tiendas cerradas y no pueden generar ingresos durante esta crisis sanitaria", insisten desde el Ayuntamiento en una nota.

Por ello, esta medida, sumada al RDL 15/2020, permitirá a todos los inquilinos que se hayan visto afectados solicitar una moratoria en el pago de la renta que se aplicará de manera automática, un plazo que finaliza el 23 de mayo y que la EMVS permite tramitar a través de su página web (www.emvs.es).

En el caso de empresas públicas, como la EMVS, la moratoria en el pago del alquiler puede durar hasta cuatro meses si arrendador e inquilino no pactan otras condiciones, mientras que el inquilino podrá pagar la deuda, sin intereses, en dos años a contar desde que acabe la moratoria o en el tiempo que le quede de contrato de alquiler si es inferior a estos dos años.

Los requisitos para autónomos es que estuvieran afiliados antes de la declaración del estado de alarma del 14 de marzo, que su actividad haya quedado suspendida debido a la crisis sanitaria o que, en caso de que no se haya visto suspendida, su facturación se haya reducido, al menos, un 75 %.

En el caso de pymes (con menos de 50 trabajadores y un límite de ocho millones de euros de su línea de negocio en dos años), los requisitos también son que su actividad se haya suspendido o una reducción del 75 % en su facturación.

Actualmente, la EMVS tiene locales alquilados a peluquerías, centros de fisioterapia, empresas de telecomunicaciones o clínicas veterinarias, entre otras actividades, cuya renta media mensual es de unos 270 euros.

Además, la EMVS alquila locales a otras entidades, asociaciones y fundaciones que quedan fuera del real decreto regulado por el Gobierno central y a los que el Ayuntamiento de Madrid también quiere ayudar si se han visto afectados económicamente por esta pandemia.

Se trata, por ejemplo, de asociaciones dedicadas a talleres de formación empresarial y artística, ONG y entidades dedicadas a la integración de personas con discapacidad, entre otros.

Los requisitos para este último grupo es que estuvieran legalmente constituidos antes del estado de alarma, que la actividad desarrollada en su local haya quedado suspendida o que hayan tenido que incrementar sus recursos para desarrollar actividades extraordinarias para contribuir a la lucha contra la COVID-19.